El Banco Gallego activa una ampliación para recapitalizarse

stop

Convoca una junta general extraordinaria en la que planteará a los socios una reducción de capital para asumir pérdidas y la posterior ampliación

Una oficina del Banco Gallego

24 de diciembre de 2012 (13:29 CET)

El Banco Gallego ha optado por la vía de los hechos y ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la convocatoria de una junta general extraordinaria, a celebrar el próximo 29 de enero, en cuyo orden del día figura una operación para reducir su capital para asumir pérdidas y el posterior aumento con aportaciones dinerarias, con derechos de suscripción preferente en varias escalas para los actuales socios de la entidad con sede social en Santiago. Actualmente, el Banco Gallego está participado en un 49,85% por el NCG, aunque es el Fondo de Reestructuración Ordenado de la Banca (FROB) el órgano encargado de decidir finalmente el futuro de la entidad gallega.

El balance de situación del Banco Gallego que acompaña a la convocatoria de junta extraordinaria presenta un patrimonio neto negativo de 9,1 millones de euros a 31 de octubre, frente a los 254,7 millones en positivo a la misma fecha de 2011. Esta diferencia se produce, básicamente, debido a las provisiones y saneamientos a los que se ha visto obligada la entidad durante este año, tras los sucesivos cambios normativos impulsados por el Ministerio de Economía. Está previsto que la ampliación de capital sea suscrita por los actuales accionistas, según fuentes cercanas a la entidad.

Necesidades de 170 millones


En el informe de auditoría que acompaña a las cuentas, que figura sin salvedades, sus autores, Deloitte, advierten que “los administradores han formulado las cuentas a 31 de octubre con la finalidad de proceder a una reducción de capital para compensar pérdidas, así como una posterior ampliación en la que se está trabajando en la actualidad y que podría suponer la entrada de un nuevo accionista con desembolso de capital en efectivo”. También advierten que, en caso de no ejercicio de derecho preferente de suscripción por los actuales socios, “también podría llevar a cabo la entrada de nuevos accionistas”.

“Mediante estas operaciones societarias”, señalan los auditores de Deloitte, “se pretende lograr la recapitalización de la entidad, volviendo así a cumplir con la normativa en vigor en relación con sus recursos propios mínimos”. Según los informes explicativos que acompañan a la convocatoria de junta general, el banco presidido por Juan Manuel Urgoiti señala que ante el requerimiento de mayores recursos propios a mantener, los administradores del Gallego han estimado unas necesidades de capital de 170 millones de euros sobre los mínimos requeridos en base a la normativa actual, exigible a partir del uno de enero de 2013.

Accionistas

El Banco Gallego intentó, sin lograrlo, una ampliación de capital este mismo año, cancelada por acuerdo de su consejo de administración a última hora. Al margen de NCG, entre los accionistas del banco figuran el empresario Epifanio Campo, con un 11,5%, y Javier Ungría, de Ungrías Patentes y Marcas, con otro 11%. Juan Manuel Urgoiti, el presidente, controla un 7,41%, paquete en el que se incluye también la representación del 2,83% de la Fundación José Antonio de Castro. BNP Paribas tiene un 3,13% e Inditex, un 2,46%, según el último informe anual de la entidad.

Desde que estalló la crisis financiera y fue nacionalizada, NCG ha buscado comprador para su paquete en el Banco Gallego, aunque sin éxito. Entra las entidades sondeadas, con las que incluso se llegó a principios de acuerdo, se encontraba la portuguesa Espíritu Santo. También se negoció, aunque más tímidamente, con Liberbank.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad