El accionista que denunció al Pastor pide ahora la imputación del hermano de Arias

stop

El despacho catalán Frade Gobeo lo acusa de supuesta administración fraudulenta

José María Arias, vicepresidente de Banco Popular

13 de mayo de 2014 (19:52 CET)

El accionista catalán que denunció al presidente de Banco Pastor, entidad integrada en el Popular, José María Arias Mosquera, así como al ex consejero delegado Jorge Gost, ha pedido la imputación del hermano del primero, Vicente Arias. Así lo informa el despacho de abogados Frade Gobeo, que lleva el caso.

Tanto José María Arias como Jorge Gost prestaron declaración hace unos meses ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de A Coruña por la querella interpuesta en octubre de 2011 por Manuel García Sánchez, un pequeño accionista de Barcelona, en relación a la actividad de la entidad en los ejercicios 2008, 2009 y 2010.

Denuncia

El demandante sostiene que las cuentas eran “falseadas mediante una trama financiera articulada con sociedades de las que el propio Pastor era propietario”, de forma que la entidad habría supuestamente ocultado en sus balances las pérdidas de empresas inmobiliarias que eran de su propiedad. Arias Mosquera siempre ha calificado de “falsa acusación” esta denuncia.

Ahora, el despacho de abogados solicita la imputación de Vicente Arias al considerar que tanto José María Arias como él eran “administradores de las sociedades en las fechas en las que se investiga la causa penal que se sigue en los juzgados de A Coruña”.

Las relaciones de los Frade

De momento, ya en marzo, el Pastor entregó al juez que instruye la causa una auditoría de KPMG en el que se concluye que no se aprecia la existencia de “manipulación o irregularidad contable alguna” en la entidad ahora integrada en el Popular. Además, pone en cuestión el informe de la parte querellante.

El accionista denunciante, Manuel García, guarda numerosos vínculos con su abogado, Iñaki Frade. El letrado es hermano de Javier Frade, ex alto cargo de la patronal catalana y propietario de Cárnicas Vilaró, que libró precisamente una batalla judicial contra el Pastor por la quiebra de la empresa. Además de esta relación, el querellante es administrador de una de las empresas pantalla de los Frade que participó en varias operaciones con la desaparecida firma de porcinos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad