Draghi aleja el fantasma del fin de los estímulos

stop

El BCE pospone a diciembre la decisión sobre el rumbo de la política monetaria europea en 2017. La compra masiva de bonos continuará al menos hasta marzo del próximo año

Economía Digital

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y el vicepresidente, Vitor Constancio, en la sede de la institución. EFE/Rank Rumpenhorst
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y el vicepresidente, Vitor Constancio, en la sede de la institución. EFE/Rank Rumpenhorst

Barcelona, 20 de octubre de 2016 (17:40 CET)

El rumbo de la política monetaria europea se decidirá en la próxima reunión del Banco Central Europeo (BCE), agendada para el día 8 de ese mes. Así lo ha dejado claro este jueves el presidente de la institución, Mario Draghi, quien ha sentenciado sin embargo que el programa de compra de deuda pública seguirá al menos hasta marzo de 2017, o más allá.

Una estrategia esperada, pero no por ello menos crucial para los mercados, que han recibido la noticia con subidas generalizadas, lideradas por el Ibex. Igualmente, el BCE ha mantenido los intereses en su mínimo histórico del 0%, según se esperaba; así como la facilidad de depósito en el -0,4% y el tipo marginal en el 0,25%.

Frenazo en seco

A preguntas de los periodistas tras su discurso ante la prensa, Draghi también ha aclarado que no se rebajará la compra de bonos de forma progresiva –práctica conocida como tapering, por su término en inglés--, al menos hasta marzo del año que viene. "No hemos hablado sobre la retirada de estímulos", ha destacado el italiano.

"Hemos discutido de varias opciones [para modificar el actual programa de estímulos] que tendremos en cuenta en caso de que nos encontremos con escasez de bonos en nuestras compras". Aun así, "nunca hemos pensado en acabar de forma abrupta con la compra de bonos", ha sentenciado.

Decisión definitiva

Será entonces, en el último encuentro del año, cuando el BCE decidirá si seguir apoyando, y de qué manera, a los estados con mayores problemas de financiación –entre los que todavía está España.

"Debemos esperar hasta diciembre para tomar una decisión que esté bien argumentada a partir del mayor número de datos económicos posibles", ha señalado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad