Diez posibles soluciones a la hora de pedir un microcrédito

stop

INVERTIR

24 de marzo de 2013 (17:47 CET)

El proceso de pedir un mini crédito, es decir, un préstamo de menos de 600 euros, suele ser telefónico o vía on line. Y a pesar de que se trata de un trámite bastante sencillo, siempre pueden aparecer o bien errores del sistema o bien situaciones personales del cliente que compliquen la situación.

A continuación, 10 posibles problemas y qué podemos hacer para resolverlos en seguida:

1. He encontrado una entidad que me lo concede pero me parece muy caro

Afortunadamente, en 2013 existen muchísimas empresas que conceden mini préstamos. Y algunas con precios mucho más bajos que otras (la diferencia puede llegar a ser del 68%). Por eso, es recomendable comparar todas las ofertas antes de decidirnos por la que más nos conviene.

2. No tengo nómina

No hay problema siempre que tengas algunos ingresos demostrables. Bastará con aportar algunos extractos del banco.

3. Estoy en ASNEF

Algunas empresas de créditos rápidos conceden préstamos con ASNEF, aunque para ello acostumbran a pedir un aval o una garantía hipotecaria. Por lo demás, se pueden encontrar empresas que aceptan clientes en ASNEF o RAI. El mejor ejemplo es ViaSMS, que ofrece hasta 400€ a devolver en un periodo máximo de un mes y que acepta clientes en lista de morosos, siempre y cuando su deuda no supere los 1.000 euros.

4. He pedido otro crédito que aún no he pagado

Pedir un minicrédito para pagar otro es viable, siempre que los hayamos pedido en diferentes empresas.

5. Necesito el crédito hoy pero es fin de semana

No hay problema. Algunos prestamistas trabajan también en sábado y domingo, como CreditoMas o Préstamo10.


6. Ya lo he pedido pero ahora me doy cuenta de que no lo necesito

Si temes que puedas encontrarte en esta situación, elige una empresa que solo te cobre los intereses proporcionales a las horas que has tenido el dinero en tu haber. Existen muy pocas. Nosotros solo conocemos una: CreditoPocket.

7. Me dijeron que en 10 minutos tendría el dinero en cuenta y aún no está

Eso es porque seguramente tu cuenta corriente no sea de uno de los bancos con los que ellos trabajan. En cualquier caso, si se
trata de un minicrédito, tendrás el dinero en cuenta en un máximo de 24 horas. Pasado este tiempo, llama al teléfono de contacto para saber qué ha pasado. Y en un futuro, ten en cuenta con qué bancos trabaja cada prestamista:


8. No me han enviado la factura o la he perdido

Es tan fácil como escribir un mail o llamar al número de teléfono de contacto con la entidad y solicitarla. No tienen por qué poner ninguna pega.

9. He cambiado de domicilio

Facilítales los nuevos datos de tu domicilio para que puedan enviarte la factura a la dirección correcta, también en próximas ocasiones si las hay.

10. Se acerca el día del pago y veo que no voy a poder cumplir


Algunas de estas empresas de minicréditos conceden prórrogas. Es el caso de ViaSMS y CréditoPocket, que permiten estirar el plazo hasta 30 días siempre que se solicite antes del vencimiento del crédito.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad