Diáspora de universitarios gallegos

stop

Más de 13.000 personas abandonaron Galicia en 2011. Colectivos como el de los investigadores reclaman poder trabajar en la comunidad mientras que una campaña de la UE anima a los jóvenes gallegos a buscar empleo fuera

Biblioteca de la Universidad de A Coruña

16 de abril de 2012 (20:54 CET)

La crisis económica hace que los gallegos vuelvan a coger las maletas. Un total de 1.839 gallegos emigraron en el primer trimestre del año según el Instituto Nacional de Estadística (INE), que apunta a que en ese período de tiempo abandonaron la comunidad 1.433 extranjeros. Como antaño, Galicia vuelve a liarse la manta a la cabeza aunque ahora, el perfil del emigrante es bien distinto y, en este caso, las autoridades comienzan a pensar que marcharse ya no es la opción más mala.

En todo 2011 se fueron de la comunidad 13.323 personas, 3.844 más de las que lo hicieron el año anterior. El aumento es de más de un 40% en dos años.

Según los datos que aporta el INE, los gallegos que abandonan la tierra tienen, en su mayoría, edades comprendidas entre los 23 y los 45 años y los destinos principales que escogieron son los países miembro de la UE o Sudamérica. La mayoría de los informes apuntan a que los que deciden ir a buscar trabajo fuera suelen tener estudios superiores, así como una alta cualificación.

Quejas de los investigadores

Para Gabriel Santos, el portavoz de Precarios Galicia, un colectivo que reivindica la mala situación de los investigadores en la comunidad, los datos no deberían sorprender. “En las encuestas podemos ver que la mayoría de la gente que emigra está en la edad en la que se acaban los estudios superiores. Lo cierto es que a estas personas, muchas veces, no les queda otra opción”, comenta.

“En el caso concreto de los investigadores, casi todas las opciones de trabajo están sujetas a oferta pública, y con la bajada brutal de presupuestos desde los gobiernos autonómicos y el central y la crisis, a veces la única opción es la emigración”, lamenta Santos, que incide en el hecho de que la gente que se forma en las universidades españolas acaba trabajando fuera del país.

De hecho, el Gobierno de Mariano Rajoy redujo este año un 34% el presupuesto para los programas de investigación.

Fomento en el extranjero


A pesar de que de las críticas de colectivos como el de los investigadores, que reivindica su derecho a “poder quedarse a trabajar” en la comunidad gallega, parece que las administraciones son conscientes de que la emigración vuelve a ser una salida apetecible ante la crisis.

Ayer tuvo lugar en Vigo la presentación de la campaña 'Juventud, empleo y formación en la UE', que tiene como objetivo difundir los programas que existen en esta materia en Europa.

Allí el representante de la UE en España, Ferrán Tarradellas, explicó que el principal problema de España es “el paro”, pues tiene “cifras dramáticas”. Por ello explicó que esta campaña pretende ayudar a los jóvenes a encontrar trabajo en otro país así como a incrementar su formación.

Datos por provincias

Según los datos del INE, A Coruña es la provincia gallega que más está optando por la emigración. El pasado año emigraron 5.063 coruñeses, de los que 1.442 marcharon a la UE y 1.406 a Sudamérica. La segunda provincia en volumen de flujo migratorio es Pontevedra. Durante 2011 emigraron 3.953 personas: 1.442 a Europa y 1.406 a Sudamérica. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad