Hackers infectan 700.000 webs para robar bitcoins. En la imagen, un restaurante en Japón que acepta el pago con criptomonedas.

Del porro a los gatitos: criptomonedas que se revalorizan hasta el 36.000%

stop

Hasta las criptomonedas absurdas que surgieron como una broma están disparadas en capitalización. Pero hay señales que apuntan a una debacle colectiva

David Placer

Hackers infectan 700.000 webs para robar bitcoins. En la imagen, un restaurante en Japón que acepta el pago con criptomonedas.

en Madrid, 03 de enero de 2018 (05:00 CET)

A finales de noviembre, el joven empresario alemán Werner Brill, consejero delegado de Mannschaft, una exitosa marca de ropa deportiva dirigida para ciclistas y que sólo se comercializa por internet, comenzó sus inversiones en criptomonedas.

Emprendedor inquieto y con apenas 23 años, Brill diversifica sus inversiones y vio en las criptomonedas una oportunidad para disparar el valor de forma rápida. No se equivocó. Además de apostar por el bitcoin, también estudió otras monedas y dos de ellas llamaron su atención: el potcoin y el dopecoin, dos monedas virtuales creadas para impulsar el negocio legal de la marihuana.

“Vi los documentos de inversión y me dio la impresión de que llegarían muchos inversores pequeños, medianos y tal vez grandes. Compré cuando potcoin estaba en los 0,13 dólares hace apenas unas semanas. Hoy la cotización está por encima de 0,42, lo que supone cuatro veces el valor al que compré”, explica Brill a Economía Digital.

Porro-monedas al alza ¿hasta cuándo?

Si el joven inversor se retira de la moneda fundada para apoyar el negocio del porro de inmediato, habrá obtenido 3.000 euros de beneficio por cada mil euros invertidos. Un chollo inigualable. Pero, en contra de las primeras voces de alarma que pronostican una caída generalizada de las criptomonedas, Brill está decidido a aguantar su inversión.

Si vende hoy, habrá dado un pelotazo sin parangón. Si espera demasiado y lo sorprende un estallido, tal como han advertido los principales reguladores del mundo, podría perder –al igual que cientos de miles de pequeños inversores– todo el dinero invertido. 

Pero el inversor no necesita el dinero de inmediato y está convencido de que puede ganar mucho más.

La criptomoneda con mayor crecimiento durante 2017 fue ripple, con una revalorización del 36.000%

La fiesta de los inversionistas por los récord históricos de casi todas las criptomonedas comienza a ser aguada por los mensajes de alerta de los grandes reguladores del mundo y de la banca que alerta a un fiasco de magnitudes piramidales. 

Los propios inversionistas ya apuestan a que el valor del bitcoin, la moneda con mayor cotización del mercado, caerá desde los 14.500 hasta los 13.000 dólares en apenas dos semanas. La apuesta bajista de los tuturos del bitcoin mete presión a un mercado nervioso tras los ciberataques en Corea del Sur a una casa de cambio de bitcoins que la llevó a la quiebra.

La otra moneda que da apoyo al comercio legal de marihuana, dopecoin, ha tenido un crecimiento exponencial en las últimas semanas al saltar desde los 0,0179 dólares a principios de noviembre hasta los 0,25 dólares actuales, con un crecimiento que no ha sufrido ni una sola caída desde entonces.

Las que más crecen

La criptomoneda con mayor crecimiento durante 2017 fue ripple, con una revalorización del 36.000%, seguida de NEM (30.000%), ardor (16.800%), stellar (14.440%), y dash (9.265%). En el puesto seis de la lista aparece ethereum, una moneda que se revalorizó el 9.160% y que ha crecido gracias a juegos tan insospechados como el del cruce de cripto-gatititos.

Precisamente sobre la base de esta última moneda ha crecido el popular juego de los crypto-kitties, o los cripto-gatitos, un juego de mascotas virtuales que se compran, se alimentan y se cruzan con la moneda virtual ethereum. Los inversores no dejan de hablar de que se han cerrado ventas de cripto-gatitos por más de 100.000 dólares.

La moneda de Jesús

A pesar de las señales de alerta y hasta de alarma sobre la inminente explosión de las burbuja, hasta las criptomonedas que han surgido como una parodia de los excesos de las nuevas monedas también han hecho negocios millonarios.

Un emprendedor estadounidense creó Jesus coin, la moneda de Jesús que promete externalizar el pecado y conceder milagros únicamente a quienes compren esta moneda. Se trata de un invento humorístico y crítico con el nuevo mercado. Pero el resultado ha sido completamente descabellado.

La Jesús coin no tiene ningún valor oficial pero se comercializa como cualquier acción. Y en septiembre el registro de compra-venta de esta moneda efectuó una transacción por unos 18,8 ethereum, que en ese momento costaban unos 5.000 dólares.

Una Jesús coin, creada como una parodia y sin ninguna utilidad, alcanza los 18.000 dólares

En 1623, un bulbo de tulipán llegó a costar siete veces el sueldo anual de un trabajador promedio en un fenómeno conocido como la Tulipomanía y referencia de manual de las burbujas económicas de la historia de la humanidad. Con el auge de las criptomonedas, una Jesús coin, sin ninguna utilidad, alcanza los 18.000 dólares, es decir, unos 15.000 euros, uno de los salarios anuales más comunes en España.

El emprendedor Brill medita el riesgo. Debe decidir si se retira con una ganancia del 300% en pocas semanas o si decide extender el riesgo al largo plazo. La suerte está echada. No va más. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad