Cuenta atrás para el relevo de Castellano en Novagalicia

stop

El Banco de España inicia los contactos entre los candidatos a sustituir al presidente de la caja gallega

José María Castellano / EFE

28 de mayo de 2013 (21:39 CET)

La presidencia de José María Castellano en Novagalicia ha entrado en la recta final. El máximo accionista de la entidad, el fondo gubernamental FROB, habría activado el proceso de sustitución. En breve se iniciarán los contactos para proponer al consejo rector del organismo, tan pronto como sea posible, el nombre del banquero que tomará las riendas de la entidad gallega, según varias fuentes financieras.
 
El FROB, oficialmente, descarta que la operación de relevo se haya activado. Novagalicia asegura que desconoce los posibles movimientos y sostiene que el accionista mayoritario no pretende cambiar al presidente. Sin embargo, el sector lo da por hecho.
 
Relevo a dos velocidades
 
La sustitución de Castellano seguirá al relevo producido en CatalunyaCaixa. El FROB sustituyó al antiguo presidente, Adolf Todó, por Carlos Pla, que ha desarrollado su actividad fundamentalmente en BBVA. Es un técnico de la confianza del presidente del fondo y a la par vicepresidente del Banco de España, Fernando Restoy. También está alineado con el actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.
 
Los planes del Gobierno pasan por ceder la coordinación comercial y operativa de CatalunyaCaixa y Novagalicia al actual gestor de Bankia.
 
Los nombres

 
El nuevo responsable de Novagalicia atenderá a un perfil similar al de Pla. Por esta situación, los máximos aspirantes son dos: Joaquim Saurina y José Borrue. Ambos conocen la caja gallega desde dentro y gozan del respaldo del FROB. Además son hombres de la confianza de Goirigolzarri, debido a su cercanía con el banquero vasco.
 
Saurina fue consejero de Novagalicia hasta octubre de 2012. De ser el elegido y aceptar, el suyo sería un viaje de ida y vuelta. Abandonó la entidad para hacerse responsable del negocio catalán de Bankia. El presidente del grupo madrileño requirió directamente sus servicios. Fue director de KPMG en esa comunidad y director de control de Caixa Girona, absorbida por Caixabank.
 
¿El favorito?
 
Otro hombre con posibilidades es José Borrue. Vizcaíno y de amplia experiencia en el sector, goza del respaldo incondicional del Banco de España. Es consejero en Novagalicia en representación del FROB y suministra información en tiempo real a Restoy sobre la evolución de la entidad. Su perfil de tecnócrata permitiría salvar el muro político erigido por la Xunta y que protege a Castellano.
 
Borrue fue responsable de planificación y control de Banco Vizcaya, directivo de BBV y más tarde de BBVA. Ascendió hasta director general adjunto y formó equipo con el por entonces consejero delegado, Goirigolzarri.
 
Normalidad en NGB
 
Mientras en Madrid buscan relevo, Castellano continua al frente de Novagalicia ajeno a estos movimientos. En pocas semanas la entidad ha presentado los resultados anuales de 2012 y los del primer trimestre de 2013. Además ha maniobrado para acercarse a su único aliado en la capital española: el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (PP).
 
Castellano nombró consejero a Javier Rodríguez, ex director general en la Xunta, en sustitución de Jaime Trebolle. El nuevo miembro del órgano de gobierno es un hombre próximo al PP, primero de Manuel Fraga y más tarde del actual presidente autonómico. Feijóo se opone al relevo de Castellano para que el electorado no le señale como coautor del desmantelamiento del sistema financiero gallego.
 
Rajoy decide
 
La política es la máxima aliada del actual presidente de Novagalicia. La posibilidad de que Moncloa aborte su relevo está sobre la mesa. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), deberá primar a su delfín o bien al actual ministro de Economía, Luis de Guindos (IND), partidario de la sustitución de Castellano.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad