Una sucursal de EVO Banco

Cuatro años de cárcel por una estafa con los préstamos online de EVO

stop

La Audiencia Provincial de Madrid condena a un trabajador de una subcontrata de EVO Finance por estafa y falsedad documental por desviar fondos al tramitar

en A Coruña, 20 de diciembre de 2018 (05:00 CET)

Con el acuerdo de venta de EVO Banco a Bankinter el pasado mes de septiembre, el fondo Apollo, hasta entonces su propietario, decidió retener EVO Finance, su financiera de préstamos online. En estos meses, el fondo norteamericano ha tenido que lidiar con algún que otro contratiempo en su filial, y ha sido por la vía penal. La Audiencia Provincial de Madrid acaba de condenar a un trabajador de una subcontrata de EVO Finance a cuatro años de prisión por estafa y falsedad documental.

La denuncia partió de EVO Finance, cuyos directivos detectaron el fraude ahora demostrado en el verano de 2016, y acudieron a un cuartel de la Guardia Civil de Majadahonda para denunciar la trama. La sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que condena al trabajador por estafa y falsedad documental, y exime a otro compañero también denunciado en su día, deja clara cuál fue la operativa, que se realizó desde las propias instalaciones de Las Rozas, también en Madrid, y con los equipos de EVO Finance.

La operativa de la estafa

El condenado estaba en nómina de una subcontrata de EVO, Global Sales Solutiones Line SL. Sus funciones, según los hechos probados, eran la de recibir las solicitudes de préstamos formuladas online por los clientes de la entidad, tarea para la que EVO Finance había contratado los servicios de Global Sales Solutions Lines.

Aunque se trataba de un trabajador por cuenta de una subcontrata, el condenado tenía acceso a las instalaciones, se le entregaba una tarjeta identificativa y un equipo informático que, a través de un "login" que le facilitaba EVO, le permitía acceder a la operativa necesaria para la tramitación de los préstamos.

Desvío de fondos

"Con el ánimo de obtener un ilícito beneficio patrimonial, valiéndose del equipo informático asignado", el condenado procedió a modificar los números de cuenta de destino de las solicitudes de préstamo online reales que se realizaban en EVO Finance, "sustituyendo los que incluían las solicitudes originales por otros que se correspondían con cuentas bancarias que previamente había abierto el propio acusado", dice la sentencia.

También realizó otras modificaciones, tales como dirección, teléfono, importe, ingresos y trabajo del solicitante para así permitir que las solicitudes de préstamo modificadas fueran autorizadas por EVO, "y ordenó la transferencia del metálico objeto del supuesto contrato de préstamo, constando que la persona solicitante del crédito, que había sido denegado, no quedaba en consecuencia obligado a la devolución de cantidad alguna, puesto que el contrato real no se había formalizado".

Dinero recuperado

Una vez obtenida la transferencia de fondos a las cuentas bancarias que previamente había abierto, el trabajador ahora condenado procedió a través de operaciones de cajero o en la propia oficina bancaria a la retirada en efectivo del dinero, así como realizó transferencias por internet.

EVO Finance determinó como perjuicio económico total por el desvío de fondos un importe de 238.000 euros, que finalmente recuperó, en parte gracias a abonos de la propia subcontrata, por lo que renunció a las acciones penales que sí siguió el fiscal del caso, que llegó a pedir seis años de cárcel para el trabajador ahora condenado.

Hemeroteca

EVO Banco
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad