Valeriano Martínez, conselleiro de Facendo, junto a Núñez Feijóo

¿Cuánto tardará la Xunta en revisar a la baja sus previsiones por Cataluña?

stop

El Gobierno vasco rebaja sus cálculos de crecimiento, tras la decisión del Gobierno central de recortar sus estimaciones de PIB

en A Coruña, 19 de octubre de 2017 (05:03 CET)

 

Los daños colaterales de la crisis desatada por el conflicto catalán van más allá de los cambios de domicilios y traslados de empresas y comienzan a afectar a la macroeconomía. Al menos, si se atiende a los pasos que comienzan a dar determinados gobiernos autonómicos tras la decisión del Gobierno central de revisar sus previsiones de crecimiento del PIB.

El primero en mover ficha ha sido el Gobierno vasco. El gabinete de Iñigo Urkullu está ya revisando las previsiones de crecimiento económico para el próximo año, forzado por la decisión del Ejecutivo central de reducir en tres décimas su estimación arrastrado por la incertidumbre catalana.

En el departamento vasco de Hacienda preveían un crecimiento del PIB de un 2,7% este año, y de un prudente 2,3% para 2018, en línea con la senda de moderada recuperación. No obstante, la decisión conocida el lunes de que el Gobierno español revisará a la baja, en tres décimas (hasta un 2,3%), el crecimiento estatal, obliga al resto de autonomías a tomar medidas adicionales. 

El paso de Galicia

¿Cuánto tardará Galicia en revisar sus previsiones? Todo parece indicar que será en breve, toda vez que no se han despejado todavía los presupuestos generales del Estado, que están prorrogados, y esa es la pauta que suele seguir el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, para abordar cualquier estimación. Primero, las previsiones de crecimiento estatales; después, las de Galicia.

España crecerá tres décimas menos de lo previsto en 2018 y también cerrará con una décima más de lo fijado el déficit. Ese es el resumen del plan presupuestario remitido por el Gobierno a la Comisión Europea. Hasta ahora proyectaba un avance del 2,6% para 2018. Sin embargo, la "incertidumbre asociada a la actual situación política de Cataluña" hace que el Ejecutivo sea prudente en sus estimaciones y recorte hasta tres décimas el avance del PIB, que queda en el 2,3%. Esto supone una desaceleración de hasta ocho décimas respecto a la proyección de un crecimiento del 3,1% para 2017. 

La más que segura revisión del crecimiento a la baja de Galicia devolverá las previsiones a un punto de inicio. Y todo parece indicar que será para las cuentas del próximo año, y no para el cierre de este.  La última modificación realizada por la Xunta, que data del pasado mes de julio, señalaba que Galicia cerrará este 2017 con un crecimiento en el PIB próximo al 3%. Esto suponía una modificación respecto a la estimación inicial que San Caetano había dibujado en el cuadro macroeconómico de los presupuestos, y que fijaba un crecimiento del 2,4 %.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad