Un cajero de Abanca en Santiago de Compostela (Galicia). EFE

Covid-19: Abanca concede moratorias a clientes por casi 1.000 millones

Con respecto a la polémica generada por el cobro de comisiones, Escotet destaca que Abanca "no ha aumentado el pago por servicio"

Abanca, la entidad presidida por Juan Carlos Escotet, se mantiene sólida a pesar de la crisis del Covid-19, que ha impactado de forma notable en todo el sector. Según los datos dados a conocer este lunes, la entidad con sede en Galicia obtuvo en los seis primeros meses de 2020 un beneficio de 133 millones de euros después de impuestos, después de destinar 163 millones de euros a provisiones precisamente destinadas a mitigar el golpe de la pandemia. Tanto el financiero venezolano como el CEO de la entidad, Juan Carlos Botas, destacaron "las medidas de apoyo al tejido económico y a las familias" puestas en marcha y que se tradujeron "en la formalización de operaciones de financiación con garantía pública para empresas, pymes y autónomos por importe de 2.224 millones de euros" y en la aplicación de moratorias financieras por casi 1.000 millones de euros (987 millones).

Polémica por las comisiones

Esos 1.000 millones de euros de "flexibilización financiera" se desglosan, según la entidad, en 676 millones relativos a moratorias en hipotecas y 311 millones en otros productos de financiación. A este respecto, y en cuanto a la polémica generada por el cobro de comisiones por cuenta corriente, Escotet ha incidido en que los cobros efectuados, que estaban anunciados desde final de pasado año para el primer trimestre del año, no se llevaron a cabo hasta pasado el desconfinamiento. El directivo ha defendido que su política, “en todo momento” ha sido la de “basar la vinculación de los clientes al cobro por prestación de servicios de altos valor”.

En esta línea, ha detallado que el pago responde a los servicios “cada vez más sofisticados y útiles para los clientes”, y ha apuntado que se empezó a aplicar una vez “superado el confinamiento” cuando la previsión era hacerlo “en el primer trimestre”. “Decidimos aplazarlo hasta superar la crisis”, ha añadido. Además, ha concretado que las comisiones, con tipos de intereses “muy bajos”, no permiten “neutralizar” el coste de sus servicios.

El banco no ha cobrado ni cobrará por servicio a la población claramente más vulnerable”, ha enfatizado el presidente de Abanca, citando entre estos afectados a los que han solicitado moratorias hipotecarias.

La resiliencia de la economía gallega

A respecto de la situación de la economía gallega tras el impacto del Covid-19, Botas ha destacado el análisis llevado a cabo por la entidad bancaria. "Galicia presenta una situación estructural por encima de la media nacional. Hay distintos factores estructurales que posibilitan que la tendencia económica más positiva que otras medias. El turismo tiene una menor dependencia de los visitantes del exterior, también hay un mayor peso del sector agroalimentario y pesquero, un posicinamiento diferencia del sector automovilístico y una mayor apertura exterior que atenúa el shock del mercado", dijo Botas, quien destacó, del mismo modo, la importancia del hecho de que, al menos de momento, el impacto sanitario de la pandemia haya sido menor en Galicia que en otras comunidades. 

Abanca destaca, a este respecto, que los ERTEs en Galicia han afectado al 10,4% de afiliados a la Seguridad Social frente al 12,9% del conjunto de España. 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad