Manuel Menéndez, Juan Carlos Escotet y Fernando Masaveu
stop

Fernando Masaveu, accionista de referencia de Liberbank, es aliado de Manuel Menéndez, que controla el sindicato de accionistas de las antiguas cajas

en A Coruña, 26 de febrero de 2019 (04:55 CET)

Caza mayor en Asturias. La ofensiva de Abanca por hacerse con Liberbank, que de momento apuesta por la fusión por absorción con Unicaja, tiene un claro epicentro en el Principado. Y es que la sindicatura formada por las fundaciones de las tres extintas cajas de Asturias, Cantabria y Extremadura, controlada por Manuel Menéndez, el presidente de Liberbank, cuenta con un aliado y socio estable. Se trata de Fernando Masaveu, cabeza visible de un histórico holding familiar asturiano que comparte negocios, financiación y participaciones cruzadas con Liberbank.

El consejo de administración de Abanca, reunido este lunes hasta última hora de la tarde, deberá afinar el tiro, en unas negociaciones contrarreloj con accionistas de referencia que se encuentran fuera del alcance del círculo asturiano. Entre ellos, el fondo Oceanwood, con el casi 17% del capital de Liberbank (un 10% a través de derivados),  Norges Bank (3,2%) o el empresario mexicano Ernesto Tinajero, que controla el 7,4%.

El sindicato de accionistas ante una opa

La unidad de acción de las fundaciones de las cajas está garantizada. Las cuotas de la sindicatura se establecen sobre la base de la participación de cada una de las partes en el capital social de Liberbank, y a la hora de tomar decisiones, le corresponde el 66% a Cajastur, el 20% a Caja Extremadura y el 14% a Caja Cantabria. El bloque semeja homogéneo y con un líder claro: Manuel Menéndez, el presidente de Liberbank, que procede de la extinta caja asturiana.

Uno de los puntos de ese pacto de socios deja muy claros los pasos a seguir en caso de recibir una oferta pública de adquisición de acciones de Liberbank formulada por un tercero. En caso de que el comité de sindicación, su órgano de decisión, "con el voto favorable de más del 50% de las cuotas en el sindicato, acuerde no aceptar la oferta, ninguna de las partes podrá aceptarla, ni total ni parcialmente".

El poder de Manuel Menéndez

En caso de que, por el contrario, el comité de sindicación acuerde con el voto favorable de más del 50% de las cuotas en el sindicato la aceptación total o parcial de la oferta, "aquellas partes que en el seno del comité hayan votado en contra del acuerdo de aceptación, podrán no aceptar la oferta, de forma total o parcial", reza el pacto.

En síntesis, Manuel Menéndez, con ese peso en el comité de la fundación de Cajastur, y con esta estructura de funcionamiento interno, tiene todo el poder y las manos prácticamente libres para rechazar una opa como la prevista inicialmente por Abanca.

Las alianzas de Ménéndez con Masaveu

A todo este escenario (las antiguas cajas representan un 24,3% del capital de Liberbank) se une el rol de otro accionista de referencia. Se trata de Fernando Masaveu, heredero de un imperio familiar asturiano que controla otro 5,5%. Fernando tiene a su hermano Luis en el consejo de administración de Liberbank.

Las relaciones contractuales también son evidentes entre accionista y banco. Entre préstamos y ventas de inmovilizado financiero, la Corporación Masaveu tuvo una financiación extra, solo en 2017, de más de 125 millones por parte de Liberbank. Así lo refleja su informe de gobierno corporativo.

Socios y accionistas en HC

Las relaciones van más allá. Y tocan a la eléctrica HC, la antigua Hidrocantábrico, filial de EDP. Manuel Menéndez, el presidente de Liberbank, preside también la eléctrica, y Fernando Masaveu, el líder de la saga, forma parte de su consejo de administración.

Liberbank y Masaveu se aliaron como accionistas de EDP a comienzos de 2013, pasando a controlar el 6,2% de la eléctrica, valorado en 500 millones. Liberbank y el Grupo Masaveu decidieron entonces integrar sus participaciones accionariales directas en EDP en una sociedad conjunta, que es uno de los accionistas de referencia de la eléctrica portuguesa.

El capital flotante de Liberbank se sitúa en un 45%, según datos del último informe de gobierno corporativo de la entidad. Abanca tiene claro que una cosa es la entidad, sus cabezas visibles, y otra bien distinta sus accionistas. Hay una opa en juego y Manuel Menéndez ha logrado la unanimidad del consejo para seguir la operación con Unicaja, aunque todo se pude torcer si algún accionista de referencia, como podría ser Oceanwood, opta por hacer caja ante la oferta del banco de Juan Carlos Escotet.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad