¿Cómo se lleva a cabo el arbitraje?

stop

La Xunta indica los pasos a seguir por los afectados que escojan esta vía

24 de julio de 2012 (21:37 CET)

Muchas de las plataformas o asociaciones de usuarios rechazan la vía de arbitraje que propone Novagalicia Banco para solucionar el conflicto de las preferentes. Opinan que esta vía solo servirá “para los casos más obvios” y que los dejará imposibilitados para acudir luego a vía judicial.

Sin embargo, tanto la entidad como la Xunta defienden que esta es una de las vías más rápidas para desbloquear el conflicto siempre que sea demostrable que el cliente desconocía el producto que estaba adquiriendo.

Pero, más allá de la polémica, ¿cuál es el proceso a seguir?

Oficinas habilitadas

Hasta la fecha, según indica el Instituto Galego de Consumo, dependiente de la Consellería de Economía, las solicitudes de arbitraje llegadas a la Xunta ascienden a 2.267 reclamaciones. Los nuevos interesados en pedir esta vía pueden hacerlo en las oficinas que el organismo tiene en las siete grandes ciudades y en puntos de asesoramiento específico existentes en O Rosal, Cangas, Vilagarcía, Cambados, Ponteareas y Tui (Pontevedra).

La consellería de Economía destaca que todos estos puntos estarán especialmente reforzados y es que, si bien, no todos los poseedores de preferentes podrán acogerse a la vía del arbitraje, existen 43.000 clientes que suscribieron estos productos con NGB.

Convenio arbitral

Una vez recibida la petición, la junta arbitral de consumo tramita el expediente a la entidad financiera y esta notifica a su vez a los afectados su propuesta para llevar a cabo el arbitraje.

De estar acuerdo el cliente, podrá presentarse en la fecha y en lugar que se indique para la celebración de la vista con el árbitro. Una vez aceptado el convenio arbitral se cierra la posibilidad de acudir por vía judicial, otra de las cuestiones por la que muchos afectados por preferentes rechaza el arbitraje.

Según la información facilitada por la consellería, los arbitrajes se desarrollarán mayoritariamente en Santiago y contarán con “la presencia de un árbitro debidamente acreditado”. Tiene que ser licenciado en derecho y estar designado por la junta arbitral de consumo de Galicia.

Sin abogado


A las vistas pueden acudir las partes implicadas sin ser necesario ir acompañado de un abogado. Pocos días después de la vista, el árbitro dictará un laudo que tiene la misma validez que una sentencia judicial. Posteriormente se notificará a los implicados dicho laudo, que es de obligado cumplimiento.

En el caso de un laudo favorable, Novagalicia tendrá que cumplirlo y posibilitar el reintegro del dinero de manera “casi inmediata”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad