Cómo bajar la factura energética: ofertas combinadas de gas y electricidad

stop

SEIS PROVEEDORES LANZAN PROPUESTAS

Algunos proveedores ofrecen 'packs' que combinan luz y gas

en Barcelona, 07 de marzo de 2015 (11:45 CET)

Cada vez son más las compañías que comercializan packs que combinan varios servicios con los que el consumidor puede ahorrar cada mes. Un claro ejemplo son las compañías de ADSL y móvil que han sido las encargadas de popularizar este tipo de productos. Pero, ¿qué ocurre con la luz y el gas?

A pesar de que los packs no están tan extendidos en el sector energético, ya que sólo seis de la treintena, aproximadamente, de comercializadoras energéticas ofrecen productos combinados de luz y gas, cada vez son más los consumidores que empiezan a plantearse la posibilidad de ahorrar con estos productos. La pregunta es, ¿son más baratos los packs de luz y gas o es más barato contratar ambos servicios por separado?

¿Por separado o juntos?

Son muchos los trucos que existen para ahorrar en la luz y el gas; sin embargo, todo empieza con una buena tarifa. Ahora bien, ¿es mejor contratar estos servicios juntos o por separado? La respuesta no es sencilla, puesto que depende de varios factores, siendo la propia compañía uno de los más importantes.

Según un análisis elaborado por el comparador HelpMyCash.com, en el que se han comparado los productos de las principales compañías y las tarifas más económicas del momento, los packs no son siempre la solución más barata. 

Contratar la Tarifa Óptima Dual NPS de Gas Natural Fenosa cuesta un 3,4% menos que dar de alta los servicios por separado, es decir, contratarla Tarifa Óptima Online Luz y la Tarifa Óptima Online Gas. Lo mismo ocurre con E.ON, con la que el ahorro es de un 2,6% respecto a las propuestas individuales.

No ocurre lo mismo con Endesa donde crear nuestro propio paquete seleccionando las propuestas sencillas de luz y gas (tarifas ONE) resulta un 3% más barato que la tarifa combinada Luz/Gas Dual. Además, la tarifa conjunta incluye un compromiso de permanencia que no tienen las individuales. En Galp pasa lo mismo: las tarifas individuales son un 3,3% más económicas.

Por otra parte, hay compañías como Iberdrola y Edp que ofrecen prácticamente las mismas ventajas en las dos modalidades.

Del análisis se extrae que aún no hay una dinámica definida en torno a este tipo de tarifas en el sector energético y cada comercializadora se está decantando por una opción o por otra. Pero lo que sí es evidente es que las compañías están utilizando el gancho de los descuentos para captar clientes. Pero no debemos olvidar que un 5% o un 10% de descuento sobre el término de energía o el de potencia puede suponer sólo unos céntimos de diferencia al cabo del año.

Cómo evitar pagar de más

En vista de que los packs no siempre son la mejor opción a la hora de ahorrar, ¿en qué debemos fijarnos para no pagar de más?

Revisar las tarifas de luz y gas no es una tarea fácil, pero es el primer paso para ahorrar. Una forma de compararlas es utilizar los valores con los se contabiliza el precio del kW y compararlos entre distintas compañías. Así ya podremos hacernos una idea de cuál es la propuesta más cara. El problema llega con los descuentos y es que cada vez son más las compañías que ofrecen deducciones en todas o algunas de las partes que nos facturan (término fijo, término variable, servicios adicionales…), por lo que al final es difícil averiguar realmente los que se va a pagar.

Aunque podemos hacer nosotros mismos los cálculos, siempre podemos recurrir a un comparador de luz y gas donde podremos ver el precio final en base a un consumo estimado y aplicando los descuentos.

Además de comparar, hay que tener en cuenta una serie de puntos a la hora de buscar la tarifa más adecuada: primero, se deben evitar en la medida de lo posible los servicios adicionales que no se necesitan, pese a que en muchos casos contratarlos nos proporcione un descuento, pero, a la larga, seguramente acabaremos pagando más por el servicio adicional de lo que nos ahorraremos con el descuento; y, segundo, evitar también los compromisos de permanencia, ya que al no atarnos con ninguna compañía podemos estar atentos a las ofertas del mercado y cambiarnos cuando más nos interese.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad