Clamor contra el nuevo 'corralito'

stop

Los afectados por preferentes se movilizan contra la quita, la Xunta insiste en el arbitraje y la justicia gallega se prepara para un aluvión de demandas

Fernando Restoy, presidente del Frob, y protesta de afectados por preferentes

12 de junio de 2013 (04:21 CET)

Dos golpes en el mismo día. Los clientes de participaciones preferentes y deuda subordinada de Novagalicia Banco conocen desde el lunes que perderán entre el 22% y el 65% de sus ahorros y que la vía del arbitraje servirá para devolver el dinero a 36.200 personas de las 75.267 que adquirieron estos productos financieros. La partida se acerca a su desenlace y 40.000 afectados siguen en fuera de juego.

La primera reacción ha sido salir a la calle contra la quita anunciada por el FROB. Las plataformas de afectados, que mantienen desde hace tiempo actos de protesta casi diarios, se han movilizado en las principales ciudades gallegas: A Coruña, Vigo, Ourense, Pontevedra, Carballo o Lugo, donde la concentración fue disuelta por la Policía Nacional.

“Más indignados” y “más enfadados”, se preparan para la manifestación de afectados de toda Galicia que está prevista para este sábado en Ourense, a la que seguirá otra en Santiago la semana siguiente.

A los tribunales

Pero la reacción de los preferentistas no se limitará a las calles. Con fecha de caducidad para la vía del arbitraje --Novagalicia Banco fijó el límite en el 17 de junio para adherirse a la vía arbitral, aunque no cierra la puerta a aceptar nuevas solicitudes más adelante en casos puntuales y de evidente comercialización indebida--, los afectados se agarran a la vía judicial.

“Desde luego, la opción está en recurrir a los juzgados. Quedan casi 40.000 personas fuera de los arbitrajes y la gente que no está, acudirá a los tribunales”, asegura Diana Pérez, portavoz de la plataforma de afectados de Ourense. "Llevamos un año en la calle y nadie hace nada --lamentan en la plataforma de A Coruña-- ahora, el último recurso es ir a un abogado”, insisten.

Otro aluvión de demandas

La situación podría repetirse. Las demandas individuales ya se dispararon en el mes de abril, después de que el FROB anunciase la media de las quitas que se aplicarían a los clientes de preferentes y subordinadas de Novagalicia Banco y la quita adicional por convertir las acciones en líquido, ahora cuantificada en el 13,8%.

Fuentes judiciales afirman que las demandas individuales se multiplicarán este verano, y así lo predice también el secretario general de la Asociación Gallega de Afectados por Productos Financieros (Agaprofi), Xoán Antón Pérez-Lema. Este colectivo inició una demanda colectiva que solicita la declaración de nulidad de la comercialización de las participaciones preferentes a compradores minoristas.

Mientras, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, que asistió a un acto en Galicia, también ser refirió al posible colapso. “Siempre que se pueda, lo mejor es resolver el conflicto mediante acuerdos y arbitrajes para evitar la congestión de los juzgados. Si se produce, hay que pedir a los poderes públicos los medios e instrumentos necesarios para que los casos no se eternicen, incluso la creación de dos juzgados de refuerzo”, dijo.

Posibilidades de éxito


¿Cuáles son las posibilidades de recuperar el dinero por esta vía? Hasta el momento, según informa NCG, no llegan a cien los clientes a los que ha devuelto el dinero por un fallo judicial. En el resto de los casos la entidad ha presentado un recurso que continúa sin resolver, o bien, en cerca de una veintena de procesos, ha recibido una sentencia favorable.

La postura de NCG seguirá en la misma línea de plantar batalla en los tribunales cuando los clientes de preferentes acudan a esta vía.

La Fiscalía, centrada en su juicio

La Fiscalía gallega, por su parte, sigue centrada en el juicio que se celebrará el 19 de septiembre. El departamento que dirige Carlos Varela pondrá su empeño en la demanda colectiva que puso en marcha y que tiene por objetivo fijar las bases para que todos los contratos de preferentes que respondan a un determinado perfil sean declarados nulos.

En eso está y, por el momento, seguirá. Dedicará el verano a preparar a conciencia el juicio que se celebrará en el juzgado de Primera Instancia nº 11 de A Coruña, para el que llamará a declarar al ex director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez y el que fue presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, entre otros.

¿Y la Xunta?

Demandas individuales y demandas colectivas. Es el escenario inmediato que se abre para los afectados que siguen con su dinero atrapado, entre ellos cerca de 3.000 personas que trabajan, trabajaron o son familiares de empleados de Novagalicia. En estos casos, la entidad no acepta que se sometan al arbitraje por considerar que conocían los riesgos del producto.

Pero esta es la vía en la que ha depositado su confianza la Xunta. El conselleiro de Economía, Francisco Conde, volvió a insistir en que todos los casos de comercialización indebida deben acabar en un laudo arbitral favorable. "El banco ya conoce nuestra postura y nosotros vamos a mantenerla. Entendemos que el banco debe replantearse que efectivamente los casos con entidad de razón deberían resolverse a través del arbitraje y seguiremos velando por que la vía de arbitraje sea la solución en los casos que tengan entidad de razón".

El tiempo pasa y el mensaje político no varía. La Xunta quiere que las “víctimas de una comercialización indebida”, los ahorradores, recuperen su dinero, Conde incluso aseguró que el Gobierno gallego trabaja para facilitar el acceso y la agilidad de la vía judicial, pero la solución tarda en vislumbrarse.

El escenario

Por el momento, Novagalicia y Xunta seguirán acelerando el ritmo de arbitrajes, que estaba previsto para esta semana en 500 vistas diarias, en las que se dará prioridad a los ahorradores con 10.000 euros o menos atrapados o a personas en situación de especial vulnerabilidad económica.

Según las estimaciones de la entidad, se alcanzarán los 36.200 arbitrajes, lo que dejará al resto en el camino del canje por acciones. Ahorradores se convertirán en accionistas del banco y afrontarán una nueva quita si quieren convertir sus títulos en dinero.

El resto de soluciones pasan por los tribunales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad