stop

El grupo financiero eleva el ahorro que obtendrá el Santander al optimizar la red de sucursales en zonas con duplicidades con el Popular, como Galicia

en A Coruña, 12 de julio de 2017 (05:00 CET)

Los analistas bendicen la compra del Popular. Y la banca de inversión, también. Citi, el grupo que contrató el Santander para asesorarlo en la operación, ha sido el último en sonreir a Ana Botín. Básicamente, ha mejorado las proyecciones del banco en cuanto a rentabilidad y beneficio por acción. Eleva la primera hasta el 24%, frente al 13% o 14% previsto por la entidad (ROI), y aumenta un 6% el segundo.

Citigroup valida los niveles de cobertura de activos tóxicos, “por encima de la media del sector”, y asume que la cartera hipotecaria está “diversificada”, al igual que la de crédito, lo que permitirá activar nuevos productos bancarios. Sin embargo, el optimismo del grupo financiero con sede en Nueva York se debe a una valoración superior de las sinergias que generará la integración de las dos entidades, que convierte al Santander en líder “indiscutible” en España en cuanto a volumen de activos, crédito y depósitos.

Duplicidades en Galicia

Entre estas sinergias están los costes, que en la sobrevaloración de Citi afectan directamente a Galicia. La previsión del Santander cifraba en 500 millones el ahorro obtenido antes de impuestos hasta 2020 por la optimización de la red combinada de sucursales, las economías de escala y la integración tecnológica y operativa.

Citi eleva esta previsión hasta los 606 millones, alegando que las duplicidades en territorios como Galicia permitirán incrementar las sinergias. Alude, concretamente, a la red de oficinas de “Madrid, Galicia, Islas Baleares” y el área “Cantabria/Asturias”. Es decir, entiende que el Santander obtendrá un mayor ahorro al simplicar su red en Galicia eliminando las duplicidades. Y da por hecho que lo hará, elevando el precio objetivo de la acción del banco hasta los 5,9 euros e incrementando la previsión de retorno y beneficio.

Citi cifra el impacto por pérdida de clientes derivados de duplicidades o fallidos en 285 millones. Los sindicatos del Pastor, que abogan por preservar la marca y estructura de la entidad gallega, temen que la disolución en el Santander, de producirse, provoque una nueva fuga de depósitos.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad