Castellano sigue adelante con la búsqueda de inversores

stop

Según los sindicatos, NCG quiere comenzar de inmediato las negociaciones para acometer la reducción de plantilla

José María Castellano

04 de diciembre de 2012 (17:58 CET)

A pesar de que desde el Banco de España y el Frob no parecen muy por la labor, el presidente de Novagalicia Banco, José María Castellano, sigue adelante con su plan para captar inversores, el que siempre defendió desde su llegada a la entidad. Los representantes sindicales en el banco aseguran que ese mensaje fue el que les trasladó en una reunión mantenida este lunes.

Según indican, Castellano sigue fiel a su plan, sigue defendiendo que este es viable, y continúa asegurando que la entidad despierta un gran interés entre los inversores con los que él mismo está negociando.

Plazos


Los representantes sindicales cuentan que desde Novagalicia los plazos que se barajan no pasan por una subasta inmediata, como apuntó la semana pasada un alto funcionario del Banco de España, que aseguró que la entidad gallega se pondría a la venta en los primeros meses de 2013, una vez terminado todo el proceso de subasta de CatalunyaCaixa. Novagalicia defiende que existe un acuerdo por el que el Gobierno no comenzará a buscar compradores hasta la segunda mitad de 2015. Ese es el período en el que, en teoría, Castellano espera poder encontrar inversores para poder seguir manteniendo la entidad en manos gallegas.

A pesar de que la efectividad del plan de Castellano ha sido puesta en tela de juicio en los últimos días debido a la filtración hecha y posteriormente desmentida por el Banco de España, las palabras el pasado miércoles del comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, no niegan que Novagalicia no pueda encontrar inversores privados. Según explicó Almunia, NCG tiene un plazo de cinco años para, o bien integrarse en otra entidad, o bien encontrar inversores.

Defendido por Currás

El plan de Castellano despierta cierto escepticismo, ya que hasta el momento, la única inversión conseguida pasa por los 70 millones puestos por algunos de los empresarios de más relumbrón en Galicia. Sin embargo, el pasado sábado, fue defendido de forma pública por la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, quien fue conselleira de Facenda durante la época de la fusión de las cajas gallegas y el posterior proceso de bancarización de Novacaixagalicia. Currás insistió en que el plan de presidente “sigue vivo”. Lo mismo que defiende el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Pero, a pesar de la esperanza puesta en el plan de Castellano, la entidad quiere comenzar ya a negociar con los sindicatos la reducción de plantilla que tendrá que acometer. Según las pautas marcadas por Bruselas, Novagalicia tendrá que deshacerse de 2.500 empleados (incluidos los de EVO) en un plazo de dos años.

Reunión el día 10

De hecho, NCG ha citado a los representantes sindicales de la plantilla a una reunión el próximo lunes, 10 de diciembre, para comenzar a abordar el adelgazamiento del banco.

Con todo, la postura de los sindicatos es contraria a comenzar cualquier tipo de negociación, sobre todo, si antes no se ha producido la reunión que demandan con el Frob, en calidad de accionista mayoritario de la entidad. “Queremos que el Frob nos diga realmente cuál es la intención que tienen para con la entidad. Banco de Valencia afrontó unos recortes muy fuertes, que ahora se van a ver ampliados tras su venta. No queremos un proceso así”, indican los sindicatos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad