Caser emerge entre los accionistas que conviven con Banesco en Novagalicia

stop

La aseguradora de las cajas, que compró preferentes de la entidad y no aceptó las quitas, se encuentra entre los mayoristas que controlan el 7% del banco

X. R. Moscoso

Juan Carlos Escotet, al lado de Francisco Botas, es preguntado por periodistas | EFE
Juan Carlos Escotet, al lado de Francisco Botas, es preguntado por periodistas | EFE

04 de febrero de 2014 (21:35 CET)

Comienzan a despejarse las incógnitas de los accionistas minoritarios que convivirán con el grupo venezolano Banesco en el nuevo accionariado de NCG Banco tras su privatización. Caser, la aseguradora de las cajas de ahorro, se encuentra en el grupo de propietarios mayoristas de preferentes y otros productos híbridos que poseen hasta el 7% del capital de NCG. El otro 2% en manos de preferentistas corresponde a pequeños ahorradores y minoristas. Banesco es el propietario del 88,33% de la entidad privatizada desde finales de 2013. El 2% restante es autocartera (acciones propias) de la entidad.

Y Caser no es precisamente accionista por devoción de NCG. Fue una de las compañías tenedoras de preferentes que no aceptó la solución de las quitas ofrecidas por el FROB, y optó por el canje de dichos productos en acciones, y su conversión en capital. El de los poseedores del 7% del capital de NCG en esta nueva etapa es uno de los secretos mejor guardados.

Balones fuera

De hecho, Caser elude pronunciarse sobre su participación, que confirman fuentes financieras vinculadas a la propia Novagalicia. El FROB, que está canalizando la transición en la propiedad, también evita concretar ese paquete en posesión de Caser. El organismo presidido por Fernando Restoy asegura: “Nosotros no disponemos de esa información como tampoco la de los nombres de los minoristas, hayan acudido al canje o no, hayan acudido al Fondo de Garantía de Depósitos o no".

La difusión de esos datos, explican en el FROB, “en general se limita a las cotizadas en las que se envía la información a la  CNMV, pero siempre que sea una participación mayoritaria"; en caso de no cotizadas como NCG no existe esa obligación de información. El organismo público concluye que “no dispone de dicha información”, a pesar de ser dueño de Novagalicia durante más de dos años con un 88,33%, que ahora se traspasa a Banesco.

Inversiones multimillonarias

¿Y por qué es Caser accionista de NCG, y forma parte de un grupo que incluso podría reclamar un puesto en el nuevo consejo de administración de la entidad? Pues lo es por obligación, pues como participada de las propias cajas, llegó a verse en la tesitura de adquirir preferentes de las propias entidades.

Caser invirtió algo más de 1.000 millones en productos híbridos y deuda subordinada de sus propios accionistas, entre ellos Novagalicia. La entidad ya procedió a asumir deterioros en 2012 por su inversión en preferentes y deuda subordinada emitidas por las entidades que recibieron ayudas públicas, entre ellas Bankia y Novagalicia, que suman esas provisiones de 374 millones

Vender seguros y comprar preferentes

Y es que se da la paradoja de que Caser está participada por Novagalicia, a través de su corporación, en un 10,3%. Es decir, sin ser participaciones cruzadas, Caser está por obligación (el canje de las preferentes) en el accionariado de NCG Banco, que a su vez se encuentra entre los socios que tienen más de un 10% de la propia aseguradora. Acompañaban a la entidad financiera gallega, al cierre del 2012, en el capital de Caser grupos como Ibercaja, con un paquete de la aseguradora del 11,5%, Covea Coperations y Le Mans Conseil, cada una con otro 10%.

La mayor parte de estas inversiones híbridas y subordinadas (un total de 1.029 millones de euros) realizados por Caser están directamente vinculadas a la comercialización de seguros de vida-ahorro. La aseguradora mantiene en su memoria de 2012 que todo ello está regulado en una serie de contratos de comercialización y financieros. La compañía tenía acuerdos de distribución con varias cajas que contemplaban la venta de seguros en su red de oficinas a cambio de invertir el dinero captado, entre otros activos, en preferentes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad