¿Cambio de modelo? El ladrillo vuelve a tirar de la economía gallega

stop

La construcción crece a un ritmo del 4,2% en tasa interanual en el segundo trimestre del año, solo superada por la industria manufacturera

Trabajadores en una obra

en A Coruña, 28 de agosto de 2015 (00:20 CET)

Galicia sale a trompicones de la crisis. Y siempre a rebufo del crecimiento de la economía española, que marca incrementos en su PIB que prácticamente duplican los registros de la economía gallega. Los datos del Instituto Galego de Estatística correspondientes al segundo trimestre del año vienen a confirmar esta dinámica. Frente a la tendencia de los últimos años, alguna novedad traen los datos del período comprendido entre abril y junio. Entre ellos, además de esa décima de crecimiento sobre el primer trimestre, sobresale el tirón de la construcción.

Si el tan necesario cambio de modelo productivo está en boca de prácticamente toda la clase política, o al menos un diferente patrón de crecimiento, la realidad se empeña en mostrar una cara bien distinta. Y es que el ladrillo vuelve. Si el PIB gallego ha crecido en tasa interanual un 1,8%, y el avance entre trimestres ha sido del 0,6%, dos sectores han marcado esta tendencia que, aunque débil, muestra un nuevo ciclo.

Piloto de la recuperación

De un lado, el crecimiento interanual del sector de la construcción se sitúa nada menos que en el 4,2%, por encima también del primer trimestre. La aportación de la industria manufacturera ha sido del 4,3% en tasa interanual, para un crecimiento del 2,2% del sector industrial. Estos dos sectores, construcción e industria, pilotan la recuperación.

Los datos resultan todavía más llamativos si se analiza el comportamiento de la construcción en los últimos años e incluso su comportamiento trimestral del 2014. Ese crecimiento del 4,2% en el segundo trimestre (un 4,1% en el primero) representa el doble del registrado en los últimos tres meses del año pasado. Todo un vuelco. El resto del año pasado la construcción estaba en tasas negativas de crecimiento, restando al PIB gallego.

Grandes contrastes

Hasta el repunte actual, liderando el crecimiento del PIB gallego junto a la industria manufacturera, el comportamiento de la construcción se fue modulando durante el año pasado, ya que arrancó el año con una caída del 5,7%, para situarse en negativo en un 3,5% en el período comprendido entre abril y junio de 2014. En su conjunto, en 2014, retrocedió un 2,2%. Y con anterioridad, en 2013, la caída del sector había sido de un abultado 7,2%, según los mismos datos del Instituto Galego de Estatística.

La evolución de la construcción en el segundo trimestre de este año contrasta con el comportamiento de otros sectores. Por ejemplo, los servicios crecieron un 1,6%, y la agricultura y pesca tan solo un 0,4%. Por tanto, queda claro que el cambio de modelo productivo tendrá que esperar en Galicia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad