CAM concluye el proceso de segregación

stop

PROCESO DE SEGREGACIÓN

19 de julio de 2011 (18:23 CET)

Caja Mediterráneo ha iniciado un plan de acciones comunicativas para informar a sus más de 3,3 millones de clientes de la próxima culminación del proceso de segregación global de todos los activos de la entidad, excepto la Obra Social, a favor del nuevo banco CAM, a través del cual se ejercerá toda la actividad financiera. La segregación de una caja en un banco es un proceso complejo que conlleva tareas de muy diversa índole, tanto legales, administrativos, operativas, de comunicación o adaptación de sistemas.

Uno de los trabajos con mayor repercusión son las comunicaciones a clientes, para las que se están enviando más de 3,3 millones de cartas. Asimismo, cabe sumar la información a proveedores y empresas colaboradoras, con más de 14.000 comunicaciones, y también a los organismos oficiales como la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Banco de España, Instituto del Crédito Oficial o Agencias de Calificación.

Desde el punto de vista operativo, si bien no hay cambios considerables en los procesos, se requieren numerosas adaptaciones en los sistemas de información, tales como la modificación de todos los contratos y los contenidos de las comunicaciones a clientes -en el caso de la CAM son más de 1.000 documentos-. Todo el sistema de interconexión con el sistema financiero también requiere una adaptación para que esté preparado en el momento que se opere como Banco.

Actuaciones en el ámbito jurídico

A su vez hay que matizar actuaciones en el ámbito jurídico, como la revisión y modificación de toda la estructura de apoderamientos de la entidad -más de 1.000-, además de numerosas inscripciones en registros oficiales.

CAM ha censado más de 300 tareas que requieren una coordinación y gestión minuciosa para estar preparada para el día en que finalmente se realice la segregación, ese mismo día y no antes ni después, y así poder seguir dando un nivel de servicio óptimo a los clientes.

CAM ha remitido una comunicación a todos sus clientes a través del correo ordinario donde se les explica que pasarán a ser clientes de banco CAM en cuanto la nueva entidad comience su actividad y, por tanto, sus datos personales pasarán a formar parte de los ficheros de clientes de banco CAM desde donde se seguirán tratando para aquellas finalidades para las que hubiera otorgado su consentimiento a Caja Mediterráneo. Los ficheros contarán con las mismas medidas técnicas que en CAM para garantizar la seguridad de los datos.

La acción comunicativa se ha reforzado a través de avisos en CAM Directo, el servicio de banca electrónica de la Entidad. Asimismo, todas las sucursales de la red de oficinas de Caja Mediterráneo exponen hoy en sus tablones de anuncios la nota informando acerca del proceso.

Una vez finalicen los trámites necesarios, culminará el proceso de segregación global de todos los activos y pasivos de Caja Mediterráneo  a favor del Banco CAM. La segregación implica, asimismo, la adscripción de todos los empleados de CAM a la nueva entidad en las mismas condiciones que tienen en la Caja.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad