CAM asegura que cumple con su plan de recapitalización

stop

RECONVERSIÓN DE LAS CAJAS

09 de julio de 2011 (18:03 CET)

Caja Mediterráneo (CAM) ha obtenido resultados positivos y mejorado la proyección de sus acciones tras las medidas de recapitalización que se tomaron, que incluía un plan de desinversiones de “activos no críticos”. Según la CAM, la reducción de costes ascenderá en 2011 al 16%, cifra superior en cinco puntos al objetivo del plan presentado al Banco de España para acceder a las ayudas del FROB.

En cuanto a la reducción de sucursales, el plan prevé 122 nuevos cierres. Han desaparecido 15, y el resto se cerrará este año, seis meses antes de a previsión inicial, con lo que la reducción final de la red de oficinas será del 27%.

Por lo que se refiere al plan de ajuste de plantilla, tras la aprobación del ERE en junio ya se ha producido un ajuste equivalente al 37% con respecto a la planificación fijada para el 2011.

Reducir los costes

El consejo de administración de Caja Mediterráneo aprobó a finales de abril la presentación ante el Banco de España de su plan de recapitalización, diseñado a partir del traspaso del negocio financiero de CAM a Banco CAM. La directora general de la entidad alicantina, María Dolores Amorós, ha señalado mediante un comunicado, que las medidas de reestructuración operativa y de ahorro de gastos “reducirán significativamente los costes de la entidad”.

Para el año 2015, el plan proyecta mejorar el ratio de eficiencia en el 50%, y los niveles de rentabilidad superiores al 15%. La caja alicantina ha señalado que en la elaboración del plan se ha tenido presente el nuevo entorno competitivo y la evolución previsible del mercado para los próximos 5 años, así como los requerimientos regulatorios en materia de solvencia y liquidez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad