Caixabank ya gana más dinero en España que el Santander

stop

El margen de intereses y las comisiones del grupo de Botín retroceden el 4,5% desde diciembre; a pesar de ello, el beneficio en el país crece el 42%

El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, en la presentación de los resultados de la entidad

en Madrid, 28 de abril de 2015 (14:46 CET)

El crecimiento a doble dígito del beneficio que logra el Santander en España se explica por la caída de costes y la notable reducción de las dotaciones. El negocio bancario se mueve entre evoluciones planas o caídas sensibles, excepto la captación de recursos. A pesar de ello, el saldo excedente es de 357 millones (la unidad inmobiliaria pierde 95 millones), que significa un 42% más. El dato compara con los 375 millones de Caixabank, los 244 millones de Bankia y los 175 del Sabadell.

El grupo que preside Ana Botín se ve superado, de este modo, por su competidor catalán, que en el primer trimestre ya ha integrado el negocio minorista de Barclays España. A la espera de que BBVA oficialice el resultado mañana (ganará en todo el mundo alrededor de 630 millones, la mitad de ellos serán plusvalías) la institución barcelonesa se colocaría como primer grupo español por beneficio amasado en el país.

Debilidad en Cataluña

En ese mismo contexto, el Santander ha concentrado en los dos últimos trimestres diversas campañas para captar pasivo en la comunidad autónoma. El abordaje comercial también es una reacción a la entrada de CatalunyaCaixa en el perímetro del BBVA, que ya se ha materializado. El Santander, según fuentes financieras, no habría logrado alterar el orden del mercado catalán.

"Tenemos una cuota por debajo de la media española (14%) mientras que en Cataluña estamos en el 10%", admite el consejero delegado, José Antonio Álvarez. "Nuestra propuesta está yendo bien, parte del crecimiento del 7% en depósitos en toda España se explica por estas campañas".

Menos costes y dotaciones

La captación de recursos, efectivamente, crece en todo el país, año sobre año, de 215 a 229 millones. Los depósitos pasan de 98 a 116 millones. Se reducen los depósitos a plazo (de 81 a 67 millones) mientras que los fondos de inversión pasan de los 36 a los 46 millones. A pesar de las cifras, los ingresos caen. Si se compara con marzo pasado, la reducción es del -0,7%; si el punto de referencia es diciembre, la contracción se dispara al -4,5%.

Fernández atribuye el comportamiento al menor peso de las plusvalías obtenidas por las operaciones financieras. Y se muestra tranquilo en cuanto al comportamiento del negocio. "El rendimiento por clientes mejora ligeramente; el negocio en España va bien". "Sólo hace falta recordar que el beneficio ha crecido el 42%". Otro dato: el margen bruto cae el -1,5% anual.

Próximo cara a cara con Caixabank

El capítulo de costes se ancla en los 852 millones (-4,7%). Las dotaciones restan este año un notorio -27,6% (367 millones en total). Sin embargo, trimestralmente éstas crecen en 111 millones, según el folleto facilitado a los mercados. La producción de nuevo crédito avanza, pero es insuficiente para dar la vuelta a la caída del stock. Los préstamos a particulares se expanden el 36%, a empresas el 24% y se han constituido un 23% más de hipotecas. El crédito bruto retrocede el 1% desde diciembre.

España y Chile son las dos "geografías" que aportan cifras negativas en algunas de las líneas de la cuenta de resultados. En el reverso de la moneda están Estados Unidos, Brasil y Argentina entre otros. En conjunto, el beneficio es de 1.717 millones ( 32%). En su tierra natal, el Santander registra el 15% de las ganancias. Por delante quedan Reino Unido (20%) y, nuevamente, Brasil (21%).

El próximo enfrentamiento comercial entre Santander y Caixabank se desarrollará en Portugal. El grupo cántabro genera allí el 2% del beneficio; la antigua caja tiene una participación menor en BPI. "En Portugal somos el único banco que gana dinero", saca pecho Álvarez.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad