Caixabank planta cara a Abanca y apuesta por crecer en Galicia

stop

PLANES DE EXPANSIÓN

Isidre Fainé, presidente de Caixabank

A Coruña, 03 de marzo de 2015 (17:36 CET)

Caixabank se propone multiplicar por cuatro la rentabilidad de sus recursos propios en el plazo de cuatro años, según recoge el plan estratégico 2015-2018, presentado este lunes a los analistas financieros europeos en Londres. Esa rentabilidad, que el año pasado fue del 3,4%, se situará en la horquilla del 12%-14% entre 2017 y 2018. Pero, el banco catalán también tiene previsto medrar en aquellas zonas de la península donde su implantación es menor, y ha puesto el ojo en Galicia.

El propósito inmediato es mejorar su posicionamiento en comunidades autónomas como Madrid, Galicia, Asturias y el País Vasco, donde el banco registra tasas de actividad por debajo de la media. Se trata de conseguir una cuota de negocio global en toda España del 20%, la misma que tiene ahora en banca minorista. Así lo aseguro el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar.

Abanca también quiere crecer en el norte

De esta forma la entidad le planta cara a Abanca, la antigua Novagalicia, la entidad con mayor implantación en la comunidad que finalizó el año pasado con unos resultados que sobrepasaron los 1.100 millones de euros.

En la rueda de presentación de los resultados de la entidad gallega, Juan Carlos Escotet, el dueño de Banesco, anunció, a su vez, la intención del banco de crecer en el norte peninsular y poder adquirir, con el permiso de Bruselas, mayor red de oficinas en la cornisa cantábrica.

De Galicia, a Portugal

Los planes de expansión de Caixabank no son desconocidos. Aunque no se trata de territorio gallego no es un secreto su interés por Portugal. La entidad lanzó el pasado febrero una oferta pública de adquisición sobre Banco Portugués de Investimento (BPI), la cuarta entidad financiera lusa. El grupo presidido por Isidro Fainé y Gonzalo Gortázar ya es su primer accionista, con el 44,1% del capital y cuatro consejeros en sus órganos de dirección.

No obstante, Fainé no descarta ir, después a por Novobanco, la entidad heredera del antiguo Banco Espiritu Santo (BES). La concentración bancaria aún está pendiente en Europa y una de las formas de participar en ella porparte de Caixabank es a través de Portugal.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad