Caixabank vuelve a beneficios en Portugal. EFE

Caixabank logra beneficios en Portugal tras la venta de Super Bock

stop

El banco portugués controlado por Caixabank logra números negros durante el primer trimestre del año

Barcelona, 21 de abril de 2018 (20:21 CET)

El banco portugués BPI, controlado por Caixabank, ganó 209,9 millones de euros en el primer trimestre, frente a las pérdidas de 122 millones del mismo periodo de 2017, gracias a la venta de una participación en la sociedad Viacer.

En un comunicado remitido este viernes a la Comisión del Mercado de Valores lusa (CMVM), el banco detalló que el resultado se impulsó principalmente por la actividad de Portugal, que registró un beneficio de 118 millones de euros, mientras que las divisiones de Angola y Mozambique aportaron 91 millones de euros.

Respecto a la actividad en Portugal, más de la mitad de lo ingresado, 60 millones, corresponden a la venta de la participación que BPI mantenía en la sociedad Viacer, que controla la empresa cervecera Super Bock y de cuya participación se desprendió el pasado febrero.

Todos los indicadores suben

El producto bancario del grupo -equivalente a los ingresos- se situó en 346 millones de euros, siete veces más de lo registrado en los tres primeros meses de 2017, cuando se anotó 48 millones.

El margen financiero también mejoró. En concreto, aumentó el 3,7%, hasta 101,5 millones, mientras que las comisiones cobradas se dispararon más del 11%, hasta los 69 millones de euros.

Los depósitos de clientes alcanzaron los 19.615 millones de euros, un 3,1% más respecto al cierre de 2017, mientras que el resto de indicadores como la solvencia del banco (CET1) y la proporción de crédito en riesgo sobre el total concedido también mejoraron

Caixabank se hizo con el control del BPI en febrero de 2017 a través de una opa, que dejó a la entidad catalana con el 84,5% del capital en sus manos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad