Gortázar y Fainé presentan los resultados del 2014

Caixabank lanza una OPA sobre el cuarto banco portugués, BPI

stop

OPERACIÓN COMPLETADA EN EL SEGUNDO TRIMESTRE

en Barcelona, 17 de febrero de 2015 (08:22 CET)

Caixabank ha lanzado una oferta pública de adquisición sobre Banco Portugués de Investimento (BPI), la cuarta entidad financiera lusa. El grupo presidido por Isidro Fainé y dirigido por Gonzalo Gortázar ya es su primer accionista, con el 44,1% del capital y cuatro consejeros en sus órganos de dirección. Ahora, se lanza a por el 100% de las acciones.  

La entidad con sede en Barcelona no ha dudado en sacar la cartera para que la operación llegue a buen puerto. Lanza una oferta en metálico sobre todos los títulos que no controla a un precio de 1,329 euros por acción. Eso implica revalorizar el papel de BPI en un 27% si se compara con su evolución en la bolsa de Lisboa en el cierre de este lunes.  

Derecho a voto igual al capital 

La parte más importante de la operación es que Caixabank la condiciona a una aceptación mínima y a poder cambiar los estatutos de BPI. La entidad española no ejecutará la OPA si no supera el 50% del capital del banco luso y si no se elimina de los estatutos la norma que limita al 20% los derechos de voto de los accionistas. Persigue una representatividad proporcionada con la "participación económica". 

Es necesario pasar el examen de los accionistas para que esto ocurra. BPI convocará una junta general con ese fin en el que los propietarios del banco deberán bendecir la operación más allá de vender sus títulos. Caixabank sólo tendrá el 20% de los derechos de voto ante esa pregunta, y requiere el visto bueno del 75% de los propietarios de la entidad para modificar los estatutos. 

Mantener el perfil de BPI 

El grupo español ya ha manifestado su intención de mantener al actual equipo directivo de la entidad lusa. Pretende "analizar y plantear potenciales áreas de cooperación entre las dos entidades con el objetivo de desarrollar sinergias, reducir costes e incrementar fuentes de ingresos". 

Tampoco modificará ni la actual alianza entre BPI y la aseguradora Allianz ni las cotizaciones de los valores de BPI, con presencia en la bolsa de Lisboa (es uno de los valores del índice PSI-20) y en el Euronext. 

Impacto beneficioso desde el primer día 

Caixabank estima que las sinergias futuras que se establezcan "beneficiará a todos los accionistas de la entidad" y permitirá "reducir el ratio de eficiencia recurrente de BPI en Portugal del 85% a cierre del ejercicio 2014 al entorno del 50% en 2017". 

Asimismo, estima que la OPA será positiva por el beneficio recurrente de la estructura de todo el grupo financiero "desde el momento inicial". Estima que el impacto en la base de capital de modo preliminar estará situado entre 80 y 140 puntos básicos si el porcentaje de aceptación es de entre el 5,9% y el 55,9%, respectivamente. 

Operación concluida en el segundo trimestre 

La OPA ha sido registrada en la Comissão do Mercado de Valores Mobiliários portuguesa (CMVM). La operación requiere la autorización de las autoridades regulatorias pertinentes.

Caixabank calcula que completará la toma de control de BPI en el segundo trimestre de 2015. 

Deutsche Bank y Uría Menéndez actúan como asesores financiero y legal de la entidad española, respectivamente, en esta transacción.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad