CaixaBank debuta en bolsa con el respaldo de Moody's y la flor y nata del empresariado español

stop

LA RECAPITALIZACIÓN DE LAS CAJAS

Enrique Utrera / Ismael García

- El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, tras realizar el tradicional toque de campaña en la Bolsa de Madrid que marca el inicio de cotización en la Bolsa española de CaixaBank
- El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, tras realizar el tradicional toque de campaña en la Bolsa de Madrid que marca el inicio de cotización en la Bolsa española de CaixaBank

01 de julio de 2011 (13:49 CET)

CaixaBank ha iniciado este viernes su andadura bursátil con el respaldo de 630.000 accionistas y una revisión al alza de su nivel de solvencia. La famosa Moody's, que últimamente sólo se reserva malos informes para España, ha incluido en el selecto club europeo de la AA al nuevo banco catalán, el primero surgido de la reorganización de las cajas de ahorro españolas y el que está marcando la senda al resto de entidades que pretenden recapitalizarse en los mercados financieros.

El desembarco en el Ibex de CaixaBank --realizado en paralelo en Madrid y Barcelona-- se ha realizado al más puro estilo La Caixa. No había nada abandonado a su suerte. Todos los detalles han sido supervisados por los distintos departamentos de la caja catalana. “La escenificación debía dejar claro que seguimos siendo La Caixa”, han explicado a Economía Digital los responsables de la ceremonia.

Y efectivamente, Juan María Nin, vicepresidente y consejero delegado de CaixaBank, ha sido lo primero que ha recordado desde Barcelona. “Seguimos siendo La Caixa, pero ahora contamos con un nuevo instrumento para nuestro negocio bancario minorista”, ha dicho rodeado por el presidente de honor de La Caixa, Ricard Fornesa, el presidente de la Bolsa de Barcelona, Joan Hortalà, el presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu, así como prácticamente todos los primeros espadas de las agencias de inversión barcelonesas.

“Cuatro patas”

Este nuevo “instrumento” bancario cuenta con el core capital más elevado del sistema financiero español, el 11%, con 22.000 millones de liquidez, acabará el año con el mejor ratio de morosidad en España y “con un equipo de gestión conocido y contrastado”, ha explicado Nin. “Son nuestros cuatro pilares que hoy han recibido el respaldo de las agencias de riesgo”.

Isidro Fainé, presidente de La Caixa, ha sido el protagonista absoluto en la Bolsa de Madrid. Arropado de la flor y nata del mundo financiero y empresarial como, el presidente de ACS, Florentino Pérez y Luis del Rivero, el de Sacyr Vallerhermoso; el de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda; o los dos hombres fuertes de Morgan Stanley en España, Luis Isasi y Joaquín Arenas; Fainé ha asegurado que la salida a bolsa de las cajas de ahorros --Bankia y Banca Cívica debutarán el 20 de julio-- “marcará un cambio de rumbo para la economía española”.

Fainé, como Nin, ha preferido no pronunciarse sobre los precios a los que van a salir las cajas de ahorros. “Hay que ver a qué precio salen, todavía no los sabemos”. Ha explicado, eso sí, que el salto al parquet “es un paso de gigante para desarrollar un gran proyecto. Se hace realidad un sueño que, entre otras cosas, nos permitirá desarrollar nuestra actividad internacional”.

Corredor de fondo

También ha señalado que la salida a bolsa potenciará la obra social del grupo. “La entidad que nace hoy es un corredor de fondo, con vocación de largo plazo”, ha explicado tras reiterar que el grupo que hoy empieza su andadura lo hace desde una posición de liderazgo. “De cada cinco clientes de banca, uno es de CaixaBank”.

Tras advertir de que la bolsa no siempre sube, pero “nuestros accionistas saben que forman parte de una empresa sólida y rentable”, ha asegurado que “aunque los tiempos actuales son difíciles, no tengo añoranza de los fáciles. Es ahora cuando uno se supera”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad