Bruselas no permitirá a España aplazar el cumplimiento de déficit

stop

La Autoridad Fiscal Independiente, presidida por José Luis Escrivá, rectifica a la baja las estimaciones de crecimiento para 2016

El ministro de economía, Luís de Guindos, y el presidente de la Comisión Europea, Claude Juncker

Barcelona, 14 de marzo de 2016 (01:00 CET)

"Bruselas no está por la labor de aplazar el cumplimiento del objetivo de déficit que quiere solicitar el ministro Luis de Guindos y la misma Comisión ha enviado una recomendación autónoma a España para que aplique las medidas correctoras", afirman a Economía Digital medios de la Comisión Europea.

"Recomendaciones sí, flexibilidad fiscal no", resume la Comisión el caso español. En las recomendaciones estaría la posibilidad de salvar los muebles en la medida en que la Comisión detalla las "medidas oportunas para asegurar la corrección del déficit".

El malestar respecto a España ha ido subiendo en intensidad al conocerse, en medio del vacío institucional, los programas de los partidos que negocian alternativas de Gobierno. El PSOE aumentaría el déficit estructural, subiría el salario mínimo, endosaría rigideces en el mercado de trabajo y dice que irá a Bruselas a pedir un año más para cumplir (Hay vida después de la crisis; José Carlos Díez; Plaza & Janes).

Ciudadanos también propone aumentar el déficit estructural y dice que pedirá dos años más. Y Podemos simplemente incumplirá de cuajo. Lo que no esperaba la Comisión es que el mismo Guindos, ministro en funciones, se pusiera también en la tesitura de un aplazamiento en el cumplimiento del déficit, tras aceptar la ralentización del crecimiento y el descuadre -ingresos y gastos- de las cuentas del Estado.

Consecuencias por no pagar

La consecuencia del incumplimiento es que España suspenderá el examen de abril. El próximo mes, el Gobierno presentará ante la Comisión el Programa de Estabilidad (PE) al que están obligados todos los países miembros de la UE. "Suspender no es el problema; la cuestión no es el suspenso, sino la nota que saques", comenta Ángel de la Fuente, Director Ejecutivo de Fedea, el think tank del Ibex 35.

De la Fuente se cura en salud y lo pone todo en manos del PE que presentará Guindos y añade "sólo entonces lo sabremos". Después de presentar su plan con el incumplimiento, España tendrá examen de repesca: recibirá un año extra de plazo para cumplir, pero para ello deberá presentar un paquete de reformas y aceptar una tutela continua por parte de la Comisión.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha tenido dos frentes prioritarios ante los ciudadanos: limpiar su partido inmerso en la corrupción y mejorar el cuadro macroeconómico, glosado como un éxito sin precedentes por el equipo económico de la dupla Guindos-Montoro.

Los hechos demuestran que la corrupción es insalvable para el PP y el segundo aspecto ya no registra el éxito pretendido al conocerse la opinión de Bruselas. En los dos próximos meses de debate, sea de investidura o preelectoral, el PP se presenta tocado ante la opinión. Hoy es un partido con pies de barro, un dato que podría incidir en el pacto tripartito PSOE-Ciudadanos-PP como única forma de parar la alternativa de la izquierda.

Las CCAA sufrirán el recorte del gasto

La Comisión Europea, pese a la incertidumbre relacionada con la formación de Gobierno, quiere que España rectifique la senda en base a nuevas medidas, "particularmente en el nivel subcentral de Gobierno"; es decir, en las comunidades autónomas.

Bruselas es consciente de que el Gobierno en funciones tiene las manos atadas. Pero pretende que se aplique la legislación: la Ley de Estabilidad, que establece correctivos a las comunidades más incumplidoras (Cataluña, Comunidad Valenciana y Extremadura). Guindos deja esa puerta bien abierta: "haremos lo que sea necesario", afirmó a la salida del último Ecofin con los ojos puestos en las comunidades autónomas.

Sin embargo, por muy serio que se ponga ahora el ministro, Bruselas no le va a perdonar su pecado cometido en 2014, cuando Francia e Italia, dos potencias superiores, renegociaron su senda, mientras que Luis de Guindos sacaba pecho al afirmar sonoramente: "nosotros cumpliremos". Fue entonces cuando el titular español de Economía se sacó de la chistera la gran creación de empleo, un espejismo que se desvanece ahora al comprobar que un millón de empleos precarios no solventan las horas perdidas desde 2011 ni mejoran el consumo de las familias, el único componente de la demanda agregada al que el ministro podría acogerse.

Recortar el gasto sobre las espaldas de los ciudadanos

El modelo de la Hacienda Pública española se basa en la descentralización del gasto, con Sanidad y Enseñanza, como las mayores partidas. En estas condiciones, al ministro le costará poco dirigirse a los gobiernos autonómicos para exigirles que apliquen la tijera. Volveremos así a la austeridad aplicada desde Madrid por orden de Bruselas, sobre las espaldas de catalanes, valencianos o extremeños.

El Gobierno provisional del PP tratará de no pagar la factura política de los nuevos recortes. Sin embargo, para entonces, Madrid habrá suspendido el examen de abril y el PE español será otro. Donde ahora está el milagro español, aparecerán unas cuentas públicas con un 6% de déficit, un paro no contenido con una caída espectacular de las horas trabajadas, una deuda externa que en cuatro años de Rajoy ha pasado del 70% del 100% del PIB y con la hucha de las pensiones reducida a 15.000 millones, cuando Zapatero la dejó en 70.000 millones.

Entra en escena la AIReF de Escrivá, uno de los fundadores del BCE

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIreF) añade leña a este fuego, al calcular que el avance trimestral del PIB se quedará en el 0,7% en el inicio del año, frente al 0,8% de los meses finales de 2015. El organismo autónomo independiente, presidido por José Luis Escrivá, parte de la base de que, tras el dinamismo de 2015, las tensiones financieras y la desaceleración de la economía mundial pasan factura al avance del PIB español de 2016.

Escrivá es un reconocido economista que tuvo cargos de relevancia en el Banco de Pagos de Basilea y perteneció al staff analítico y profesional del BBVA. Su momento de mayor empaque intelectual lo alcanzó en Frankfurt y Bruselas durante los prolegómenos de la creación del BCE.

Este economista pertenece a la troupe de expertos brillantes de poco ruido y muchas nueces; recogió la simiente de la Europa monetaria de Lanfalussy y Etienne Davignon, en la etapa de la moneda única y supo ser un eficaz colaborador en la sombra del gran proyecto europeo: el banco del euro nacido al calor de políticas unitarias decididas (Helmut Kohl, Felipe González, Delors, etc.) y de criterios profundos de monetarias avanzados capaces de superar a tirios (Alemania) y troyanos (Francia).

La estimación de la AIReF se extiende a la primera mitad del año y prolonga la desaceleración al segundo trimestre (0,6% de avance). Los expertos del organismo vaticinan sobre todo un frenazo de la inversión en bienes de equipo, un indicador de que las empresas son ahora más cautelosas. La formación bruta de capital fijo, que subió un 2% en los últimos meses de 2015, apenas crecerá un 0,2 o un 0,3% en la primera mitad de este año, según el pronóstico de los mismos expertos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad