Bruselas impone a la banca española la mayor inyección de capital de toda Europa

stop

CUMBRE CLAVE PARA EL EURO

Las torres negras de la Caixa lucen el logo de Caixabank

27 de octubre de 2011 (00:05 CET)

Los grandes bancos españoles necesitan 26.000 millones de fondos adicionales para alcanzar el ratio de capital de calidad del 9% acordado por los líderes de la Unión Europea (UE), según ha informado la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés).

A esta inyección de recursos hay que añadir el correctivo europeo del 2% sobre la deuda soberana del país, es decir 6.290 millones, según cálculos del Gobierno español.

Las entidades afectadas son el BBVA, el Santander, Caixabank, Bankia y el Popular, aunque la EBA no detalla el gap entidad por entidad.

Las necesidades de la banca española suponen alrededor de la cuarta parte del total de los 106.400 millones que costará fortalecer la solvencia de las entidades sistémicas europeas (aquellas que por tamaño pueden arrastrar al sistema financiero completo en su caída).

España es el segundo país con mayores necesidades de recapitalización, sólo por detrás de Grecia (30.000 millones). Los bancos italianos necesitarán 15.000 millones de euros, mientras que las necesidades de capital de Alemania ascienden a 5.100 millones y las de Francia a 8.800 millones.

Depreciación de la deuda

En la cumbre de la UE también se ha acordado que los bancos revisen sus balances para valorar su cartera de deuda soberana a precios de mercado y no de emisión. Según la ministra de Economía, Elena Salgado, esto obligaría a la banca española a anotarse una depreciación del alrededor del 2% de su cartera de deuda pública. Es decir 6.290 millones de euros más.

Si se suman las nuevas necesidades de capital (26.000 millones) y la depreciación de la deuda, la banca española es la que necesita más recursos adicionales de toda Europa: unos 32.000 millones, según los datos de la propia UE.

Recapitalización en nueve meses


Los líderes europeos han pedido a las entidades que se recapitalicen antes del 30 de junio de 2012. En primer lugar, deberán recurrir al mercado privado. Si no logran los fondos necesarios, tendrán que pedir ayudas nacionales. En caso de que el Estado miembro no pueda prestarlas, podrán recurrir al fondo de rescate de la UE.

El Gobierno se ha mostrado convencido este miércoles de que los bancos españoles que necesiten más capital podrán lograrlo en el mercado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad