Bruselas impide a Escotet cumplir su promesa a los preferentistas de NCG

stop

El próximo jueves se cumplen los 90 días que Banesco se dio de plazo para resolver el conflicto con los ahorradores sin que la compra de la entidad gallega se haya cerrado

Juan Carlos Escotet y protesta de afectados por preferentes

17 de marzo de 2014 (21:00 CET)

Hace justamente tres meses. El 18 de diciembre de 2013, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) reveló la identidad del ganador en la subasta de Novagalicia. A lo largo de todo el proceso su nombre no era el favorito pero, al final, fue la entidad venezolana Banesco la que consiguió hacerse con el banco heredero de las antiguas cajas gallegas. Tan sólo dos días después, su presidente, Juan Carlos Escotet, prometió en Vigo resolver el conflicto de las participaciones preferentes en “no más de 90 días”.

El plazo expira esta semana, y Escotet no podrá cumplir su promesa. No obstante, fuentes financieras argumentan que el problema no ha sido tanto del nuevo dueño de Novagalicia como de Bruselas. Distintas cuestiones administrativas han demorado el cierre oficial de la compra, por lo que tampoco se ha podido poner en marcha el proceso que se espera sirva para solucionar el conflicto de las preferentes. Se estima que a día de hoy todavía existen cerca de 35.000 afectados por la comercialización de productos híbridos de las antiguas cajas que no han podido recuperar su inversión, o por lo menos no su totalidad.

FROB y Bruselas


Desde el entorno de Banesco aseguran que los trabajos para conseguir una solución para los preferentistas están ya muy avanzados. Hace aproximadamente un mes que la entidad envió al FROB su propuesta, de la que rechazan avanzar nada, ante la posibilidad de que el organismo presidido por Fernando Restoy pueda introducir alguna modificación puntual y, sobre todo, porque sobre el papel, Banesco todavía no ha finalizado el desembarco en Novagalicia.

Será en FROB el que en última instancia tenga que negociar con Bruselas la solución a los preferentistas ofrecida por Escotet, ya que este tema está fuera, en principio, de las negociaciones que Banesco mantiene con Europa para modificar el plan de negocio para Novagalicia marcado por la UE como contrapartida al rescate bancario. La intención del banquero venezolano es activar su plan para restituir a los preferentistas en cuanto se haga oficialmente con NCG. Siempre a la espera de los tiempos que marca Bruselas, su intención es que la compra se cierre definitivamente en mayo. De ahí que la pasada semana Escotet prometiese una solución a partir de ese mes.

Aclaraciones


Las asociaciones de afectados por la comercialización de estos productos híbridos no se olvidan de las fechas. Desde Acouga (Asociación Galega de Consumidores e Usuarios) sostienen que Escotet debería haber sido más preciso y especificar que era necesario esperar al traspaso oficial de Novagalicia, “algo de lo que ya era consciente”. Según explican desde la asociación “esto provocó que muchos afectados paralizasen las reclamaciones en marcha o las pospusiesen pensando que la solución estaba próxima”.

Acouga pide más explicaciones. El FROB se comprometió a pagar el 85% de los quebrantos económicos que las preferentes le provocaran al futuro dueño de Novagalicia, por ejemplo a través de sentencias. “Tienen que aclarar, por ejemplo, qué es lo que va a pasar con las personas que no fueron a una reclamación judicial, qué pasa con esos afectados”, se preguntan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad