Botín ya cobra en España 5 millones de comisiones cada día

stop

Los 1.330 millones anotados por este concepto hasta septiembre representan la mitad de lo ingresado en toda Europa, aunque luego los beneficios solo representan el 40% del viejo continente

Juan Carlos Martínez

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, durante la presentación de resultados de la entidad en 2015 / EFE
Ana Botín, presidenta del Banco Santander, durante la presentación de resultados de la entidad en 2015 / EFE

Madrid, 27 de octubre de 2016 (06:00 CET)

"Los ingresos en España siguen cayendo", reconocía el consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, en la rueda de prensa en la que ha analizado los resultados obtenidos por la entidad al cierre del tercer trimestre de 2016.

Los ingresos y, también, los beneficios. Empeoraban un 12,5% en el tercer trimestre respecto al trimestre anterior y un 11% si la comparativa se realiza con los nueve primeros meses de 2015. Álvarez achacaba este retroceso en los ingresos a "por venta de carteras ALCO [casi todo deuda pública], la reconversión de hipotecas variables en fijas y la caída del crédito".

Crédito a pymes insuficiente

En este caso, porque, según el consejero delegado "caen los dudosos y los préstamos institucionales de forma severa", y no se compensan con el esperado aumento de los créditos a pymes. "Están planos. No se han reactivado de manera suficiente", apuntaba.

Ingresos y beneficios que caen y que podían hacerlo todavía más, de no ser por el aumento permanente de las comisiones.

Comisiones salvadoras

Los 1.330 millones cobrados por el Banco Santander entre enero y septiembre suponen que, por este concepto, el banco presidido por Ana Botín ya cobra cada día 5 millones de euros a los clientes en España, a través de cajeros, fondos de inversión, custodia de valores y seguros.

El incremento de las comisiones en España, para compensar el 12% que cae el margen de intereses y evitar que el margen neto se deteriore más de casi el 15% que ya lo hace, provoca que los clientes españoles soporten ya la mitad de todas estos costes que el Santander cobra en la Europa Continental.

Un porcentaje que, después, no se corresponde con la aportación de los beneficios conjuntos cosechados en el Viejo Continente. Los 785 millones logrados en España, tras reducir en 100 millones el beneficio atribuido, representan apenas el 40% del obtenido en el conjunto de los cuatro países europeos donde opera.

La financiera ya da más beneficio que España

La caída del Santander en España, con ingresos a la baja por los tipos de interés y con el crédito cayendo un 1,8% de enero a septiembre, hasta 153.370 millones de euros, ha provocado que Santander Consumer ya tenga más peso que la propia entidad en España.

Los 785 millones logrados en España se quedan por debajo de los 824 millones obtenidos por la financiera, que sigue avanzando en el acuerdo con Banque PSA y un aumento de la producción en todos los países. En este caso, también en España que aporta 152 millones al beneficio de Santander Consumer, por detrás de Alemania y los países nórdicos, con 266 y 210 millones de euros, respectivamente.

Previsión de ralentización de la economía britanica

Ante la decisión tomada por los británicos de salir de la Unión Europea, el consejero delegado se mostraba cauto. "Demasiado pronto para ver qué puede pasar", señalaba, tras apuntar que el Santander ya ha notado el impacto de la depreciación de la libra por el brexit, aunque está por ver "si la salida será dura o no", explicaba. Ante lo que pueda suceder, la entidad ya ha tomado la previsión, expuesta hace un mes a los analistas, de contemplar una ralentización de la actividad.

De momento, en el primer trimestre tras el brexit, el Santander ha reducido el beneficio un 6,8%, respecto al segundo trimestre, hasta 364 millones.

Últimos coletazos de la crisis inmobiliaria 

En relación a la actividad inmobiliaria en España, Álvarez dejaba caer que ya no es un asunto que resulte preocupante. "Estamos ante los últimos coletazos de la crisis inmobiliaria", aseguraba el consejero delegado del Santander.

No obstante, las pérdidas por este negocio siguen siendo cuantiosas. De 217 millones entre enero y septiembre, por los 280 cosechados en el mismo periodo de 2015. Una reducción de las pérdidas por los menores costes y la menor necesidad de saneamientos.

La cartera crediticia al promotor se sitúa ya por debajo de 4.500 millones de euros, mientras que los inmuebles adjudicados, con una cobertura del 54%, se elevan a un neto de 3.760 millones.

Ante el anuncio del Ayuntamiento de Madrid de cobrar a las entidades financieras por los cajeros situados en la vía pública, José Antonio Álvarez aseguraba que "es algo que no nos gusta, pero será un coste más que habrá que gestionar para que afecte lo menos posible a la calidad del servicio".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad