BNP baja al mínimo su parte del Santander, tocado en la bolsa

stop

BANCA COMERCIAL

Emilio Botín

30 de mayo de 2011 (17:52 CET)

BNP Paribas sorprendió al mercado en enero de 2010 cuando comunicó que era el poseedor del 3,19% del capital de Banco Santander. Directamente controlaba el 0,43% y a cuenta de terceros el 2,77% restante. Por entonces, la acción del banco que preside Emilio Botín cotizaba a 11,50 euros. Hoy, lo hace a alrededor de los 8 euros. Ahora, ese proceso se ha invertido.

Dieciséis meses después, la banca española sufre un déficit de sex appeal para los inversores. Las cinco grandes entidades españolas presentan un balance bursátil de números rojos en los últimos 12 meses y, en lo que va de año, sólo Bankinter sube con claridad.

Algunas entidades han tomado nota. BNP Paribas, uno de los grupos europeos más activos en España junto a Deutsche Bank y Barclays, ha reducido su participación directa desde el 0,79% al 0,22%.

¿Relación con los resultados?


El grupo galo siempre ha explicado que son posiciones de mercado, generadas tanto por sus fondos de inversión como por los clientes que realizan operaciones de cobertura y arbitraje. Sin embargo, su porcentaje directo de acciones es el más bajo desde que es público que la primera entidad gala tiene una participación significativa en Santander, que en los tres primeros meses del año obtuvo un beneficio atribuido de 2.108 millones de euros, un 5% menos que en el mismo periodo de 2010.

Estos menguantes resultados, que se produjeron sin sumarle beneficios extraordinarios, tienen su origen sobre todo en las mayores provisiones por la morosidad en España. El grupo tiene una tasa de mora en España del 4,57%, frente a la media del 3,61% de todo el grupo.

Ventas por 340 millones


A los precios actuales de mercado, las acciones de las que se ha desprendido BNP valen alrededor de 340 millones de euros. Estas ventas hacen que su participación total –es decir, incluidas las participaciones de terceros– haya caído al 2,79% desde el 3,17% anterior.

Se trata de una situación idéntica a la registrada en meses anteriores en BBVA y Popular, donde el banco que en España lidera Ramiro Mato posee también participaciones relevantes. Es decir, que en las tres entidades BNP ha reducido su peso en el capital por debajo del 3%.

En el que preside Francisco González la participación se redujo el pasado marzo desde el 3,04% al 2,98%, con una rebaja de la participación directa hasta el 0,32% que apenas tres meses antes era del 0,51%. En el Popular no hay movimientos conocidos –sólo hay que comunicar a la CNMV las participaciones cuando superan el umbral del 3%– desde que el banco galo sacó la tijera hace ya 15 meses y redujo su participación del 3% hasta el 2,56%.

Ventas que pasan factura

Las últimas ventas de BNP en el banco que preside Botín –comunicadas a la CNMV el pasado 12 de mayo– han afectado a la cotización del Santander, que este mes pierde alrededor de un 5% o, lo que es lo mismo, toda la ganancia que acumulaba en 2011.

Tras la venta, la participación global de BNP del 2,79% se sitúa en niveles similares al de otros accionistas que acumulan títulos del Santander en fondos de inversión y en operaciones de cobertura y arbitraje. Capital Research es dueño del 4,87% del capital –bajó del 5% en noviembre del año pasado–, Credit Suisse tiene el 2,87% y JP Morgan Chase el 2,78%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad