Bankia ve la luz al final del túnel

stop

BALANCE

José Sevilla, director general de Presidencia de Bankia (centro), durante la presentación de los resultados.

25 de julio de 2013 (17:53 CET)

“Estamos contentos”, aseguró este jueves el director general de Presidencia de Bankia, José Sevilla, durante la presentación de los resultados del primer semestre del grupo BFA-Bankia en Valencia. La entidad ganó 428 millones de euros, mientras que la nacionalizada registró un beneficio después de impuestos de 192 millones. Los datos incluso pueden ser mejores ya que, según explicó, “no incluyen los efectos positivos del canje” (1.795 millones de euros).

El directivo incluso afirmó que en la entidad confían en que antes de final de año la caja pueda entrar en el Ibex-35, de donde salió el pasado 2 de enero y ha intentado volver sin éxito en dos ocasiones. También se mostró convencido de que Bankia estará en posición de devolver las ayudas recibidas para su saneamiento “a medio plazo”.

Según Sevilla, los datos de los primeros seis meses de 2013 permiten "asentar y confirmar el cambio de tendencia y avanzar en el cumplimiento de los objetivos del plan estratégico" de la compañía, que se prolongará hasta 2015. Sin embargo, añadió, “estamos en el segundo trimestre de los 12 que contempla el plan así que aún queda partido por delante".

Doblemente positiva

La valoración de los resultados fue doblemente positiva. No son sólo ligeramente mejores de lo esperado sino que se producen en un contexto poco favorable. Por un lado, un entorno macroeconómico “débil” y por otro, en un momento en que la empresa está llevando a cabo “una reestructuración sin precedentes”, dijo.

Ni siquiera el aumento de la morosidad del 13,5%, que Sevilla atribuyó a una cuestión matemática, enturbió el panorama. En total, Bankia redujo en 514 millones el saldo de créditos dudosos mientras que la tasa de cobertura total y de dudosos llegó al 63%.

Tampoco se mostró preocupado por la reducción de los depósitos de los clientes en la entidad, que atribuyó principalmente al proceso de reestructuración que supondrá el cierre de 666 oficinas (de un total de 1.143 previstos). En todo caso, el ratio de créditos sobre depósitos baja hasta el 118,2%, de forma que los depósitos representan ya el 79% de la estructura de financiación.

Crédito a las empresa

Una de las cuestiones que se planteó durante la presentación de los resultados del primer trimestre fue la de la concesión de créditos a las empresas. Sevilla insistió en la voluntad de la caja de facilitarlo pero “todavía no encontramos un entorno propicio”.

Según el director general de Presidencia, esa es una situación propia de un “cambio de ciclo económico”, que podría confirmarse con una ligera mejoría de la situación general durante el año 2014.

Destacó que ya estamos en la fase en que se ve “la luz al final del túnel” y que se están dando los pasos que permiten ser optimistas: primer un aumento de la actividad exportadora, luego, de la actividad productiva; finalmente, la recuperación de la demanda interna.

De “lógica”

Sevilla instigó en que es de “lógica” que el sector financiero quiera dar crédito ya que “se gana la vida con ello”, pero lamentó que aún no se haya llegado al punto en el que la solvencia y la demanda de crédito se crucen. En un contexto en que la sociedad –tanto empresas como particulares- apuestan por el desapalancamiento, “creo que es difícil que el crédito vuelva a fluir”.

Según su opinión, no se trata de que el sector financiero “arrime el hombro” a la hora de contribuir al crecimiento sino de que llegue el momento de poder dar “crédito productivo”. “Cuando la economía vuelva a crecer”, apuntó, “volverá el crédito”.

Comunitat Valenciana

En su comparecencia ante los medios, Sevilla se refirió también a la situación de la Comunitat Valenciana y recordó la apuesta de Bankia por esta autonomía. Prueba de esto es que los resultados se presentaron –y se presentarán- en Valencia y no en Madrid, señaló.

De la situación de la Comunitat destacó el aumentó de las exportaciones y, aunque insistió en que la recuperación será lenta, puso este dato como un ejemplo de la ligera mejoría de la situación económica general.

Por último, a preguntas de los periodistas, se refirió a la polémica suscitada por el aval del Instituto Valenciano de Finanzas al Valencia CF. "No contemplamos esa hipótesis [que no se produzca el pago de 4.8 millones por parte de la Generalitat en agosto]; tenemos el aval del IVF y esa operación se concedió en 2009 precisamente bajo ese aval y, por tanto, es que no contemplamos otra opción", afirmó rotundo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad