Bankia ultima su salida a bolsa con buena demanda

stop

RECONVERSIÓN DE LAS CAJAS

Presidentes de las cajas que forman Bankia

11 de julio de 2011 (04:00 CET)

Arranca la segunda parte del proceso de salida a bolsa de Bankia, en el que la entidad quiere obtener entre 3.636 y 4.164 millones de euros y convertirse en la segunda caja de ahorros cotizadas, tras el debut de CaixaBank el pasado 1 de julio. No obstante, esta horquilla se podría ampliar entre los 4.000 y los 4.580 millones si se aplica el green shoe o porcentaje de acciones que se reservan las entidades colocadoras para hacer frente a un posible exceso de demanda.

Hasta ahora, la operación marcha a buen ritmo. Los inversores particulares están respondiendo y sus órdenes de compra ya habrían superado de largo el 50% de las acciones destinadas al tramo minorista. Este tramo carga con el peso de la operación, ya que sólo el 40% de la misma se destina a inversores institucionales.

Los inversores de a pie tienen hasta el martes para realizar órdenes de compra que pueden revocar. Es decir, que si dan sus órdenes hasta el 12, se reservan la posibilidad de dar marcha atrás y descartar la compra de títulos de Bankia. Una decisión que dependerá del precio máximo del tramo minorista que el grupo que preside Rodrigo Rato fijará mañana martes.

No obstante, los inversores particulares, que ya han realizado peticiones de acciones por valor de más de 1.000 millones de euros, podrán seguir comprando entre los días 13 y 15 de julio. La diferencia es que estos mandatos son irrevocables. Es decir, que no hay marcha atrás en la decisión. Los expertos creen que si Bankia vende sus títulos al precio más bajo posible –la horquilla se sitúa entre los 4,41 y los 5,05 euros– la demanda se animará en estos últimos días, como suele ser habitual en los procesos de salida a bolsa.

El descuento anima a los profesionales


Por su parte, la demanda en el tramo institucional marcha también a una velocidad razonable. El grupo podría haber conseguido compromisos de compra por valor de 1.500 millones de euros. Pero en este caso hay que tener en cuenta que estos inversores profesionales son más exigentes y sus órdenes están condicionadas a unos descuentos determinados.

No obstante, el gran descuento aplicado por Bankia a la operación –de hasta el 70%– da a entender que la mayoría de estos mandatos de compra no serán cancelados. Por lo tanto, el que será el cuarto grupo financiero español por capitalización bursátil ya estaría cerca de cubrir la oferta si decide vender al precio más bajo posible.

Rato , en plena ofensiva

Rato y su equipo se encuentran en estos momentos en plena ofensiva para cerrar la operación con el máximo tamaño posible. Este fin de semana la plana mayor de Bankia se ha entrevistado con los mayores fondos de Estados Unidos, después de una apretada gira por las grandes plazas financieras europeas.

A la espera de que se concreten las cifras de demanda y los precios a los que los inversores están dispuestos a comprar, el día 18 de julio se fijará el precio definitivo de la oferta y el miércoles 20 Bankia será un valor cotizado. Ese mismo día también está previsto que empiece a cotizar Banca Cívica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad