‘Bankia pública’: El mayor rescate de la historia equivaldrá a 1.280 euros por contribuyente

stop

El Estado inyectará 19.000 millones más, hasta totalizar 23.500, mediante dos ampliaciones de capital. Se trata del mayor rescate financiero en España. La cifra supone 1.280 euros por contribuyente destinados a una entidad que perdió 2.979 millones en 2011

Ismael García Villarejo

El ministro de Economía, Luis de Guindos, y el nuevo presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri
El ministro de Economía, Luis de Guindos, y el nuevo presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri

25 de mayo de 2012 (21:23 CET)

El mayor rescate bancario de la historia en España ya tiene cifra: 23.500 millones que salen de sumar los 4.500 que el Estado entregó a Banco Financiero y de Ahorros (la matriz de Bankia) antes de nacionalizarlo y los 19.000 extra que este viernes ha pedido la entidad tras su consejo de administración, el tercero que dirige José Ignacio Goirigolzarri (Goiri), el sustituto de Rodrigo Rato. El antiguo responsable da ahora conferencias sin admitir preguntas sobre el banco nacionalizado.

La solicitud de auxilio financiero emana del nuevo plan de gestión presentado por Goiri al consejo de administración y que además ha obligado a reformular las cuentas. Deloitte ha estampado su firma a unos libros que, sin salvedades, arrojan pérdidas por valor de 2.979 millones. Por otro lado, el consejo de Bankia quedará reducido a 10 miembros (antes había 18), todos técnicos. En el órgano de gobierno no queda ningún representante de las cajas de ahorro impulsoras del proyecto.

En este contexto, el fondo de rescate del Banco de España (el Frob) acudirá a una próxima ampliación de capital de BFA por valor de 19.000 millones.

El Gobierno ya preparó el terreno ante la magnitud de la cifra. Esta misma semana, el ministro de Economía, Luis de Guindos, avanzó en el Congreso de los Diputados que inyectará los recursos que sean necesarios para no dejar al banco.

Hasta el Consejo de Ministros, no se han desmentido las intenciones de crear un banco público que gestione las participaciones del Estado en el sector. Pero desde este viernes, De Guindos ya tiene su Bankia pública sin paliativos, a falta de gestionarla abiertamente. Sin embargo, el plan de rescate ha sido diseñado por Goiri, el Ministro y el Banco de España.

De un banco al otro

Tras recibir los multimillonarios fondos, BFA cederá 12.000 millones a Bankia, la entidad del conglomerado que trata con el cliente, a través de otra ampliación de capital garantizada en su totalidad por la propia BFA. Es decir, la ayuda se trasvasará de una entidad a la otra. El diferencial, aproximadamente 7.000 millones, servirá para cubrir activos tóxicos, el famoso ladrillo, aparcado por las cajas (Madrid y Bancaja, principalmente) en BFA.

Con este esquema ya en la cabeza, Goiri solicitó en la mañana del viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la suspensión de la cotización de Bankia, que marcó su último cambio en 1,57 euros, lo que supone una pérdida del 58% desde su debut en bolsa, el pasado 20 de julio a 3,75 euros.

¿Cómo se pagarán?


La cantidad que se inyectará sumará, entre todas las operaciones, algo más de 23.500 millones. El rescate multimillonario equivale a 1.280 euros por contribuyente, aunque no se detraerá directamente de los presupuestos del Estado.

El fondo de rescate controlado por el Banco de España, el organismo que salvará a Bankia, está financiado en su 75% por el erario público, mientras que el 25% restante de los recursos emana del propio sector con las aportaciones del Fondo de Garantía de Depósitos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad