El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Bankia descarta daños colaterales ante un pacto entre PSOE y Podemos

El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri señala que un gobierno de coalición no debería afectar a la acción

"Bankia no espera que un gobierno de coalición afecte a la cotización de la acción". Esta es la contundente respuesta que la entidad financiera da a una consulta sobre el hipotético impacto que podría tener en la entidad que el PSOE y Podemos se pongan de acuerdo para alcanzar un pacto de gobierno que permita la investidura de Pedro Sánchez como presidente del gobierno. 

"Tanto el gobierno actual del PSOE como el anterior del PP han sido exquisitos en cuanto al respeto de la independencia del Consejo de Administración en la gestión de Bankia y han mantenido su compromiso de privatización de la entidad cuando las condiciones de mercado sean favorables", señala Bankia. "El banco no contempla que un gobierno de PSOE en cooperación o coalición con Podemos pueda alterar lo anterior, así que no espera que esta circunstancia afecte a la evolución de la acción", añade la entidad financiera.

Unidas-Podemos siempre ha defendido que uno de sus objetivos era crear un banco público; una propuesta que ha sido la que ha generado esta respuesta por parte del banco y a través de sus cauces de comunicación por Internet. 

No obstante, hasta el momento, el PSOE nunca ha variado su discurso, que siempre se ha circunscrito a la idea de proseguir en la privatización de Bankia en el momento en que las circunstancias del mercado lo permitan. Una situación que no parece que se cumpla actualmente.

Bankia mantiene sus planes en dividendos

El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri presentará sus resultados correspondientes al primer semestre el próximo 29 de julio. El entorno de tipos de interés se ha tornado especialmente negativo para los resultados de los bancos, a raíz de la advertencia del Banco Central Europeo (BCE) de que no descarta nuevas bajadas. Goldman Sachs calcula que un recorte de 20 puntos básicos por parte del organismo que todavía preside Mario Draghi robaría más de 5.000 millones a la banca europea.

Bankia, a pesar de este entorno, y de las advertencias de los reguladores exigiendo “discreción” en las políticas de retribución a los accionistas, mantiene su objetivo de repartir 2.500 millones como dividendos durante la vigencia de su plan estratégico. Una parte muy relevante del importe vendrá del exceso de capital acumulado, que ya contaría con una millonaria reserva, y que estaría pendiente de que el consejo de administración lo valorara, tras la aprobación del ‘banking package’ en Europa.

Aunque los analistas dudan de que el banco vaya a ser capaz de alcanzar los 1.300 millones que fijó como objetivo de beneficio para 2020, la entidad confía en su capacidad para generar capital, y cumplir con la guía en dividendos dada al mercado.

Además de las sinergias ya logradas en la integración de BMN, que han superado las primeras estimaciones, el banco va por delante en sus objetivos de limpieza de activos tóxicos, lo que es otra vía para generar capital.

El banco ha sido muy activo en reducción de activos no productivos (al cierre de marzo ya había cumplido un 75% del plan previsto, con acuerdos cerrados para activos por 6.500 millones), pero sigue recurriendo a otros medios para limpiarse de adjudicados.

Este viernes lanzó una promoción a través de Haya Real Estate para vender una selección de más de 600 suelos de distinta categoría.

Un artículo de Cristina Triana

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad