Banesco abre otra vía para mantener los anclajes de NCG en Galicia

stop

Su presidente, Juan Carlos Escotet, defiende en Madrid la opción del propietario del Etcheverría, que mantiene ficha bancaria al margen de la entidad recién adquirida

X. R. M.

Javier Etcheverría de la Muela, Juan Carlos Escotet, Alberto Núñez Feijóo, junto a dos consejeros del Etcheverría | Lavandeira Jr (EFE)
Javier Etcheverría de la Muela, Juan Carlos Escotet, Alberto Núñez Feijóo, junto a dos consejeros del Etcheverría | Lavandeira Jr (EFE)

06 de noviembre de 2013 (21:33 CET)

La irrupción de Banesco, el flamante propietario del Banco Etcheverría, en la subasta de Novagalicia Banco incorpora un actor de última hora pero cuya apuesta comienza a ser valorada en la puja. Sobre todo desde San Caetano. De hecho, el presidente del primer banco venezolano, Juan Carlos Escotet, que mantuvo el pasado 29 de octubre un breve encuentro en Santiago con Núñez Feijóo, llegó de nuevo este mismo martes a Madrid, dentro de la ronda de contactos que los responsables del FROB están manteniendo con las entidades que concurren a la subasta, antes de cerrar el plazo para formalizar ofertas no vinculantes por NCG, que en un principio estaba previsto cerrar esta semana.

Banesco, con una capacidad limitada en la puja frente a BBVA, Santander y Caixabank, y también con respecto a los fondos internacionales que plantea José María Castellano, presidente de NCG, tiene a su favor que no es un desconocido para el Banco de España. A la reciente compra del Banco Etcheverría, a la que siguió la adquisición de 66 oficinas de la propia Novagalicia, el banco venezolano suma una estructura holding domiciliada en Madrid desde noviembre de 2007. Ello le ha permitido mantener ficha bancaria al margen del Etcheverría y también estar reconocido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria dentro del Régimen de Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros.

Opciones relativas

La opción de Banesco es bien vista desde esferas autonómicas como candidato a hacerse con NCG al haber explicitado su apuesta por el Etcheverría manteniendo su marca, su equipo directivo, su sede y solo introduciendo cambios en el consejo de administración, al que se incorporó el propio Escotet en calidad de vicepresidente. A todo ello acompañó un plan de expansión que es ahora el que le lleva a irrumpir en la subasta por NCG. Junto a Escotet, su cúpula reparte sus orígenes entre Galicia, Asturias y León. Es decir, Banesco, y no solo Guggenheim, ofrecería a NCG el mantenimiento relativo de los centros de decisión en Galicia, ya que además su estructura en Madrid es reducida.

Sin embargo, la apuesta de Banesco por NCG tiene un precedente frustrado en la compra del Banco Gallego, a la que se presentó este mismo año en liza con Sabadell y Espíritu Santo. Finalmente, no llegó a presentar oferta vinculante por la entidad hasta entonces presidida por Juan Manuel Urgoiti. El vínculo de Banesco con España es más instrumental que corporativo. De hecho, la compañía utiliza desde 2007 el paraguas financiero del Banco de España por varios motivos, entre ellos el tratamiento del régimen fiscal para las sociedades tenedoras de acciones y la seguridad jurídica para sus inversiones en otros países, al margen de las autoridades financieras venezolanas.

Estructura en España

De su holding en España cuelgan participaciones en entidades en Panamá, República Dominicana y Estados Unidos, entre otros países. Así, desde Madrid controla el 100% de Banesco Panamá, de Banesco Banco Múltiple (Santo Domingo) y de varias filiales de medios de pago.

Este mismo año, el banco presidido por Escotet ha procedido a impulsar cambios en su estructura societaria en España, con la vista puesta en crecer. Así, el grupo procedió en agosto a constituir Banesco Holding Hispania, fruto de la integración de otras filiales, entre ellas Banesco Holding Latinoamérica, Banesco Corporación Holding Hispania y Banesco Holding Financiero 2. También, en marzo, procedió a la fusión de su holding en España con Banesco Dutch Holding BV, domiciliada en Holanda. El patrimonio absorbido por la matriz ascendió a 77 millones de euros, de los cuales 71 millones pertenecían a las participaciones de Banesco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad