Banco Madrid aterriza en Galicia, con oficinas en Lugo y A Coruña

stop

La entidad especializada en banca privada inicia su implantación en la comunidad mediante asociaciones con agentes locales

22 de noviembre de 2013 (21:13 CET)

Hace tiempo que Banco Madrid, la entidad con sede en la Castellana especializada en banca privada del grupo Banca Privada d'Andorra (BPA), tiene la mirada puesta en Galicia. El desembarco ha comenzado de forma tímida, casi sin hacer ruido, en Lugo, mediante una asociación con un agente local. Fuentes empresariales dan por hecho que en breve habrá una alianza similar en A Coruña. La intención es crecer en la comunidad.

La forma en la que Banco Madrid ha llegado a Galicia es un tanto peculiar, casi como con un modelo de franquicia financiera. En Lugo, la entidad ha establecido una asociación con un banquero privado, Julián Segura, que abandonó las filas de Novagalicia el pasado verano, tras acogerse al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la nacionalizada, ahora en pleno proceso de subasta.

Modelo pionero

Es la primera vez que la entidad especializada en banca privada se acoge a un método como este. El banco cede su imagen y marca a un agente privado que monta la oficina, en este caso en la capital lucense. Según explica el propio Segura, se trata de un modelo pionero y “un poco probatorio”, que podría dar lugar a nuevas aperturas bajo esta modalidad en la comunidad gallega.

¿Hay espacio para más banca privada en Galicia? Según Segura sí. El banquero apela a la conocida capacidad de ahorro de los gallegos. “No estamos volcados únicamente en patrimonios de más de 500.000 euros, nuestra labor va a ser un poco de asesoramiento”, indica.

El interés de la entidad no es repentino. De hecho, ya hace meses que fichó a un banquero de Vigo para el momento en el que decidiese dar el paso en el mercado gallego.

Los números de Banco Madrid

Los números de la financiera están al alza. El pasado año multiplicó por tres el beneficio. Las ganancias evolucionaron desde los 3,1 millones hasta los 8,8 millones de euros, un 280% más. A cierre del ejercicio pasado, los activos gestionados ascendieron hasta los 3.200 millones de euros. Doce meses antes, el volumen equivalía a 1.200 millones. Los buenos datos de la entidad el pasado año se debieron, en parte, a la adquisición de Nordkapp a Banco Valencia y de Liberbank Gestión. En la Comunitat Valenciana, la filial de BPA creció un 80% y controla ya 12 sicavs.

El coeficiente de solvencia de la firma cerró el pasado ejercicio cerca del 40% (cuatro veces la media) mientras que su porcentaje de morosidad era del 1,07%, una décima parte de la que presentaba el sector. El pasado julio, la entidad estuvo a punto de hacerse con Inversis, aunque a última hora Banca March hizo valer su derecho de tanteo preferente para evitar que la maniobra se cerrase.

La entidad sigue creciendo


Esta misma semana, la entidad presidida por José Pérez y BMN alcanzaron una alianza estratégica a largo plazo por la que la primera pasará a gestionar los fondos de inversión que se distribuyan en exclusiva en la red comercial de BMN, entidad que integra las marca Caja Murcia, Caja Granada y SaNostra. También integrará BMN Gestión de Activos SGIIC, sociedad gestora de instituciones de inversión colectiva, que incorporará unos activos bajo gestión iniciales que rondarán los 500 millones de euros en 2014. Según Expansión, con la firma del acuerdo, Banco Madrid superará los 4.000 millones en activos bajo gestión.

Banca privada en Galicia

En España, el segmento de la banca privada mueve ya más de 350.000 millones de euros. En los últimos tiempos, el interés por Galicia, también en este sector, es creciente. En mayo del año pasado, el BBVA puso en marcha un centro banca privada en A Coruña con el objetivo de incrementar su cuota de mercado en la comunidad. La entidad de Francisco González aseguró entonces que su intención era captar un segmento de clientes con un patrimonio de más de 300.000 euros. Sus previsiones hablaban de 54.000 potenciales.

También en septiembre del pasado año, Andbank, originaria de Andorra, aterrizó en la comunidad con oficinas en Vigo y en A Coruña. A&G, por su parte, amplió su cartera de banqueros con el fichaje del Lis Méndez, el hijo mayor del que fue presidente de Caixa Galicia, José Luis Méndez. Su objetivo con esta maniobra era afianzarse en la banca privada gallega.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad