Banco Gallego engrosa la lista de entidades nacionalizadas

stop

El Frob se hace con el 99,95% al aportar 80 millones de euros en la ampliación de capital

Fernando Restoy, presidente del Frob

16 de marzo de 2013 (00:31 CET)

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) marcó la hoja de ruta y la cumplió. El organismo presidido por Fernando Restoy se ha hecho con el control del 99,95% de Banco Gallego. La ampliación de capital de la entidad se ha saldado con una inyección de 80 millones de euros del fondo, a través de NCG Banco, y 42.148 euros de otros pequeños accionistas.

En la tarde del viernes, la entidad gallega remitió un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que informa que la ampliación –sacada adelante en la junta del 29 de enero, con los únicos votos a favor del Frob, por un importe de 170 millones— ha sido suscrita hasta la fecha en 80.042.148 euros.

Subasta en marcha


De esta cantidad, 80 millones corresponden a NCG Banco, que se queda con una participación de 99,95% que en realidad controlará el Frob, que ya nacionalizó a la entidad presidida por José María Castellano y la controla.

El fondo estatal ya ha comenzado un proceso de subasta de la entidad de Juan Manuel Urgoiti, a la que han presentado oferta no vinculante Banco Sabadell, Espíritu Santo y Banesco. La venta debe estar resuelta antes del 30 de abril.

Banco Central Europeo

En la comunicación a la CNMV Banco Gallego informa también de que “al igual que ha sucedido con otras entidades”, el Banco Central Europeo (BCE) ha comunicado la decisión de “suspender” la condición que tenía este banco “como contrapartida del Eurosistema para operaciones de política monetaria y de crédito intradía".

Hasta ahora, explica la comunicación, Banco Gallego había utilizado la financiación del BCE por un importe que ascendía a 860 millones a 31 de diciembre de 2012 y a 735 millones a la fecha de la suspensión.

Provisión de 800 millones

Tal como figura en las normas del Eurosistema, el Banco de España ha concedido al Gallego una provisión especial de liquidez, sustituyendo de este modo la financiación del BCE. Dicha provisión ha sido concedida por importe de 800 millones de euros. El banco, señala, tiene activos financieros líquidos por un valor nominal "superior a 1.300 millones de euros", con "posibilidad de obtención de liquidez inmediata".

Con esta operación, así como "con el colchón que representa la liquidez de las contrapartidas aportadas como garantía", queda "plenamente asegurada la operativa normal con clientes, depositantes y otros acreedores", garantiza la entidad que preside Juan Manuel Urgoiti.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad