Julio Fernández Gayoso solicitó el tercer grado tras pasar seis meses en la prisión de A Lama

Así será el trabajo social de Gayoso en la Fundación Érguete

stop

El expresidente de Novacaixagalicia tendrá un horario de 9 a 13 horas, y hará trabajo administrativo, servirá desayunos y ayudará en el ropero y la lavandería

Economía Digital Galicia

Julio Fernández Gayoso solicitó el tercer grado tras pasar seis meses en la prisión de A Lama

en A Coruña, 10 de agosto de 2017 (12:52 CET)

La Fundación Érguete se dedica a la reinserción de personas en riesgo de exclusión. Trabajan con personas sin hogar, inmigrantes o mujeres víctimas de la violencia machista con el objetivo de ofrecer recursos para la mejora social. En esta institución ha aterrizado el que fuera histórico primer ejecutivo de Caixanova y copresidente de Novacaixagalicia, Julio Fernández Gayoso, en el marco de un programa de reinserción de presos que lleva activo en la fundación desde hace 32 años.

Gayoso, condenado a dos años de prisión junto a otros directivos como José Luis Pego, Gregorio Gorriarán u Óscar Rodríguez Estrada por las indemnizaciones millonarias que cobraron a su salida de la entidad financiera, tuvo este jueves la primera toma de contacto con Érguete, donde llegó a las 8.50 horas y se marchó antes de acabar la mañana para acudir a una cita médica.

La presidenta de la Fundación, Carmen Avendaño, explica que tendrá un horario de mañana, de 9 a 13 horas. "Le dijimos la colaboración que esperábamos de él, le presenté a los compañeros, tuvo una reunión con los trabajadores y le explicamos los programas que tenemos. Fue una primera toma de contacto", explicó respecto al exdirectivo, que salió de la prisión de A Lama el pasado jueves.

Gayoso entra en un programa de reinserción de presos con 35 años de trayectoria; la fundación prevé que realiza tareas administrativas y de comunicación acordes con sus conocimientos

Las tareas de Gayoso no serán muy diferentes de las realizadas por otras personas que accedieron al programa de reinserción de presos. Servirá desayunos a los usuarios de la fundación, que atiende a entre 60 o 70 personas en riesgo de exclusión. También prestará ayuda en el ropero y la lavandería.

Avendaño prevé que el expresidente de Novacaixagalicia pueda realizar tareas administrativas. "Físicamente no está muy bien, pero sí mentalmente", por lo que quizás su colaboración se enfoque a temas vinculados a "sus propios conocimientos, accediendo a ordenadores para revisar convocatorias o ayudar en escritos", expone Avendaño.

Gayoso cuenta con un elemento de control telemático y cada 15 días el centro elaborará un pequeño informe sobre la evolución de sus labores, que suele ser escueto si no hay incidencias.

 

Hemeroteca

Novagalicia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad