Julio Fernández Gayoso solicitó el tercer grado tras pasar seis meses en la prisión de A Lama

Así será el trabajo social de Gayoso en la Fundación Érguete

El expresidente de Novacaixagalicia tendrá un horario de 9 a 13 horas, y hará trabajo administrativo, servirá desayunos y ayudará en el ropero y la lavandería

La Fundación Érguete se dedica a la reinserción de personas en riesgo de exclusión. Trabajan con personas sin hogar, inmigrantes o mujeres víctimas de la violencia machista con el objetivo de ofrecer recursos para la mejora social. En esta institución ha aterrizado el que fuera histórico primer ejecutivo de Caixanova y copresidente de Novacaixagalicia, Julio Fernández Gayoso, en el marco de un programa de reinserción de presos que lleva activo en la fundación desde hace 32 años.

Gayoso, condenado a dos años de prisión junto a otros directivos como José Luis Pego, Gregorio Gorriarán u Óscar Rodríguez Estrada por las indemnizaciones millonarias que cobraron a su salida de la entidad financiera, tuvo este jueves la primera toma de contacto con Érguete, donde llegó a las 8.50 horas y se marchó antes de acabar la mañana para acudir a una cita médica.

La presidenta de la Fundación, Carmen Avendaño, explica que tendrá un horario de mañana, de 9 a 13 horas. "Le dijimos la colaboración que esperábamos de él, le presenté a los compañeros, tuvo una reunión con los trabajadores y le explicamos los programas que tenemos. Fue una primera toma de contacto", explicó respecto al exdirectivo, que salió de la prisión de A Lama el pasado jueves.

Gayoso entra en un programa de reinserción de presos con 35 años de trayectoria; la fundación prevé que realiza tareas administrativas y de comunicación acordes con sus conocimientos

Las tareas de Gayoso no serán muy diferentes de las realizadas por otras personas que accedieron al programa de reinserción de presos. Servirá desayunos a los usuarios de la fundación, que atiende a entre 60 o 70 personas en riesgo de exclusión. También prestará ayuda en el ropero y la lavandería.

Avendaño prevé que el expresidente de Novacaixagalicia pueda realizar tareas administrativas. "Físicamente no está muy bien, pero sí mentalmente", por lo que quizás su colaboración se enfoque a temas vinculados a "sus propios conocimientos, accediendo a ordenadores para revisar convocatorias o ayudar en escritos", expone Avendaño.

Gayoso cuenta con un elemento de control telemático y cada 15 días el centro elaborará un pequeño informe sobre la evolución de sus labores, que suele ser escueto si no hay incidencias.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad