El presidente argentino, Mauricio Macri, anuncia la petición al FMI tras reunirse con Christine Lagarde | EFE

Argentina solicita el rescate del FMI

stop

El Gobierno de Argentina, país en el que residen cerca de 173.000 gallegos de primera y segunda generación, pide apoyo financiero al FMI

A Coruña, 08 de mayo de 2018 (20:03 CET)

Argentina viaja en el tiempo a los peores años de su crisis. El presidente Mauricio Macri ha solicitado una línea de apoyo financiero al Fondo Monetario Internacional (FMI) con el objetivo de poder hacer frente a un nuevo escenario global y poder evitar así "una gran crisis". Así lo ha indicado Macri en un vídeo grabado en el Salón Blanco de la Casa Rosada tras mantener una conversación con la presidenta del organismo internacional, Christine Lagarde, quien le habría confirmado que se trabajará en un acuerdo para fortalecer la economía del país latinoamericano.

"Esta decisión la he tomado pensando en el mejor interés de todos los argentinos, no mintiéndoles como tantas veces se ha hecho (...). Cumpliendo con los compromisos y alejándonos de la demagogia, estoy convencido de que por este camino se va a lograr un mejor futuro", ha aseverado Macri.

Gallegos en Argentina

Argentina ha sido el gran receptor de emigrantes de Galicia. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la cifra de emigrantes gallegos en Argentina supera los 172.948 casos, de los cuales casi un 75% han nacido ya en la diáspora. El continente más poblado por gallegos es América, que cuenta con 399.425 residentes. Después de Argentina, con 172.948 gallegos, se encuentra Brasil, con 47.753, y Venezuela, con 43.975.

Según ha explicado el presidente Macri, la política económica "gradualista" implementada en Argentina para equilibrar "el desastre" de las cuentas públicas heredadas depende "mucho" de la financiación externa. De hecho, ha asegurado que es uno de los países del mundo que más dependen de este tipo de financiación.

No obstante, en los primeros años de su aplicación, existía un contexto mundial muy favorable que, en los últimos años, se ha dado la vuelta. Las condiciones actuales son más complejas debido al incremento de los tipos de interés, a la devaluación de muchas monedas o al incremento del precio del petróleo, variables que no se pueden controlar desde la política monetaria doméstica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad