Una sucursal de EVO Banco

Apollo entra en el negocio asegurador en plena salida de EVO Banco

stop

El fondo norteamericano dueño de EVO Banco, entidad surgida de las antiguas cajas gallegas, paga 2,1 millones de euros por la aseguradora Aspen

A Coruña, 29 de agosto de 2018 (04:55 CET)

El fondo norteamericano Apollo Global Management, propietario de EVO Banco, la entidad surgida de la escisión del negocio de las antiguas cajas gallegas, no descansa ni en vaciones. Su último movimiento ha sido el anuncio de compra de la aseguradora Aspen Insurance Holdings por un importe de 2,6 millones de dólares (2,1 millones de euros). El fondo pagará 42,75 dólares por título (algo más de 36 euros), lo que representa un 6,6% de prima sobre el precio de cierre de este martes.

La compra de la aseguradora, que cuenta con unos activos globales por valor de 11.000 millones de euros, permite a Apollo desembarcar con fuerza en un sector por el que están apostando también otros fondos rivales, como es el caso de Carlyle o Blackstone, que buscan con estas operaciones aprovechar oportunidades para diversificar sus carteras.

La salida de EVO

La operación, que se cerrará previsiblemente en el primer semestre del próximo año, se produce en un momento en el que el fondo también está negociando su salida de EVO Banco. El próximo mes de enero vence el compromiso que había adquirido cuando desembarcó en el capital de la entidad para no salir del mismo, y mientras tanto la firma norteamericana sigue tanteando el terreno.

Apollo escucha ofertas desde este invierno. Ya descartó la de la entidad francesa Crédit Mutuel, con la que llegó a mantener conversaciones en exclusiva. Ahora parece ser el turno de Bankinter, pero como reconoció la consejera delegada de la entidad naranja, María Dolores Dancausa, durante la presentación de resultados semestrales, el interés se centraría únicamente en una parte del negocio: su filial de crédito al consumo.

Las oficinas no interesan

Algunas fuentes, como el portal Bolsamanía, señalan que Apollo pediría por esta división, en la que se integraron en los últimos años las firmas Fracciona y AvantCard, esta última con presencia en Irlanda, unos 100 millones de euros. La red de oficinas, que con los duros recortes llevados a cabo el pasado mes de octubre por EVO no comprometerían su estrategia comercial, parecen no interesar a Bankinter.

El vehículo de inversión norteamericano inyectó el año pasado 11,3 millones de euros en Evo, en modo de ampliación de capital, para reforzar su solvencia según las últimas exigencias regulatorias

Hemeroteca

Novagalicia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad