Antifraude archiva las diligencias sobre Fainé

stop

CAJAS DE AHORROS

El expresidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, y el presidente de La Caixa, Isidro Fainé

19 de junio de 2012 (20:59 CET)

Luis Fernando del Rivero Asensio, el empresario que denunció al presidente de La Caixa, Isidro Fainé, ante la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC), no ha conseguido consumar su ajuste de cuentas. El organismo catalán de lucha contra el fraude con fondos públicos ha resuelto este martes archivar “las actuaciones sin más trámite ni actuación”, lo que supone un espaldarazo al máximo responsable de la entidad financiera y un severo correctivo en las aspiraciones del denunciante.

Tras practicar diferentes diligencias –entre las que destaca la solicitud de información a la propia entidad de ahorros, a la Agencia Tributaria y tomar declaración al denunciante--, la OAC concluye que la “indemnización extraordinaria” a la que se refería el ex presidente de Sacyr en su denuncia hace referencia estrictamente a la percepción de Fainé en el momento de su jubilación (el 7 de junio de 2007) del importe capitalizado de la pensión a la que tenía derecho de acuerdo con los sistemas de previsión de la caja.

No hay administración desleal

“Estos hechos ni son susceptibles de ser constitutivos de un delito de administración desleal del artículo 295 del Código Penal, ni tienen, a la vista de la información disponible, ningún otro tipo de trascendencia penal”, asegura la resolución de Antifraude.

En consecuencia, la OAC declina continuar con la investigación iniciada o trasladar sus diligencias a la Fiscalía General del Estado, una de las posibilidades que anunció al inicio del expediente.

Del Rivero será informado

El director de Antifraude ha resuelto, asimismo, comunicar a Del Rivero la resolución acordada. El que fuera empresario inmobiliario de éxito puso en conocimiento de la OAC que Fainé había percibido en el momento de su jubilación una cantidad superior a los 20 millones de euros (24,5 millones, según la denuncia).

Del Rivero vivió una fuerte tensión con Fainé cuando intentó el asalto a la petrolera Repsol, de la que su compañía (Sacyr) era primer accionista y La Caixa, segundo. En un intento de arrebatar la presidencia de la compañía energética a Antoni Brufau, Del Rivero se alió con la mexicana Pemex. La apuesta de Fainé, en representación de la caja de ahorros catalana, por la continuidad en la petrolera y, en consecuencia, de su presidente supuso un duro revés para el constructor.

Fracasos del denunciante

Su empecinamiento en lograr el control de Repsol le ha llevado a perder incluso el control de Sacyr, empresa de la que fue finalmente desalojado por algunos de sus antiguos colaboradores. Fuentes conocedoras de sus últimos movimientos interpretan la denuncia contra Fainé como un intento de llevar a cabo un ajuste de cuentas con el banquero. Según ha podido saber Economía Digital, Del Rivero intentó sin éxito que la Fiscalía admitiese a trámite la denuncia.

Otras fuentes aseguran que el cajero catalán es sólo uno de sus primeros objetivos en el intento de recuperar el prestigio perdido y el control de los negocios por los que destacó en los últimos años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad