Anticorrupción pide absolver a García de Paredes por las prejubilaciones de NCG

stop

El ex director general adjunto de Novacaixagalicia se llevó una indemnización de 5,6 millones

Redacción

Pego (a la izquierda), Rodríguez Estrada y García de Paredes en el banquillo de los acusados por el juicio de las indemnizaciones millonarias de NCG
Pego (a la izquierda), Rodríguez Estrada y García de Paredes en el banquillo de los acusados por el juicio de las indemnizaciones millonarias de NCG

en A Coruña, 08 de julio de 2015 (01:32 CET)

La Fiscalía Anticorrupción pide para la cúpula de NCG que se embolsó las indemnizaciones millonarias a su salida de la entidad tres años de cárcel por delitos de apropiación indebida y administración desleal y que queden inhabilitados durante tres años para ejercer cualquier actividad profesional relacionada con el sector bancario. Solicita además la devolución de los 18,9 millones más una multa de 70.000 euros a cada uno de los directivos.

Es el caso del que fuera director general de Novacaixagalicia, José Luis Pego; el exresponsable del Grupo Inmobiliario, Gregorio Gorriarán, el antiguo gestor de la oficina de integración, Óscar Rodríguez Estrada; y Julio Fernández Gayoso y el abogado Ricardo Pradas como cooperadores necesarios.

García de Paredes se libra

La única excepción en el juicio atañe al ex director general adjunto de Novacaixagalicia, Javier García de Paredes, que se llevó una indemnización de 5,6 millones a su salida de la entidad. Las acusaciones, coinciden Fiscal, Frob y Adicae, piden que sea exonerado porque no participó en la elaboración de los contratos e intentó devolver el dinero.

García de Paredes, el hombre "amable" en la cúpula de Caixa Galicia, declaró el pasado 6 de junio en la vista oral, donde puso de manifiesto que había renunciado en dos ocasiones a la "parte que pensaba que no le correspondía por los servicios pasados", es decir, al 70 por ciento de la pensión y al 40 por ciento en concepto de prejubilación. Este acuerdo conllevaba que Hacienda restituyera 2,2 millones, pero el banco no firmó la devolución del dinero y su desistimiento se hizo efectivo.

"Yo no participé absolutamente en nada", afirmó García de Paredes, que aseguró que firmó el contrato convencido de su legalidad y que, previamente, había solicitado que siguiera las recomendaciones en política retributiva del Banco de España y que él podía aceptar o no esta "oferta" de la entidad, pero "no tenía nada que negociar o corroborar".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad