Año récord para el capital riesgo en Galicia: más de 200 millones de inversión

stop

La actividad de Xesgalicia, todavía austera pero en crecimiento, y los inversores foráneos colocan a la comunidad como la tercera con más actividad de España, por detrás de Madrid y Cataluña

R. Rodríguez

Viriato, a través de Xesgalicia, e Iberconsa, fueron dos de las sociedades con entrada de fondos procedentes del capital riesgo
Viriato, a través de Xesgalicia, e Iberconsa, fueron dos de las sociedades con entrada de fondos procedentes del capital riesgo

en A Coruña, 28 de julio de 2016 (23:19 CET)

Sorprendente e histórico año para el capital riesgo en Galicia, que se colocó en 2015 como la tercera comunidad de España con mayor actividad inversora, 213,1 millones, solo por detrás de los dos grandes centros económicos, Madrid y Cataluña. El dato multiplica por quince la cifra registrada en 2014, cuando ascendió a 15,1 millones. En 2013 era más, pero ni siquiera alcanzaba los 50 millones.

"La cantidad invertida viene impulsada por operaciones de tamaño mediano y por el mayor dinamismo de la actividad, que con 58 operaciones batió el record en la serie histórica", explica el informe A Economía Galega de Afundación, dirigido por el ecomista Alberto Meixide, Catedrático de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidades de Santiago.

Para dar una idea del dinamismo que cobró el capital riesgo en Galicia el pasado año basta decir que la inversión duplicó a la de la Comunidad Valenciana, la cuarta por detrás de la gallega en el ranking español.

El peso de Xesgalicia

Del total de las operaciones realizadas, el papel de la Xunta tuvo una incidencia menor. La actividad de Xesgalicia está cifrada en el estudio en 11,7 millones, entre las entradas en el capital de empresas y la concesión de préstamos participativos. Es una cuantía muy inferior, por ejemplo, a la de 2012, cuando alcanzó los 28,1 millones.

Sin embargo, "estamos ante un cierto retorno a la normalidad tras un periodo en el que la situación de determinadas empresas participadas hizo pasar a los instrumentos de capital riesgo por serias dificultades", explica el informe, como pudo ser el caso de Alimentos Lácteos, Caramelo o la propia Pescanova.



Operaciones

En la cuantificación de las inversiones, casi parejas entre préstamos y participación en el capital, el informe computa las posiciones reforzadas de Xesgalicia en determinadas empresas en las que ya participaba, como la fábrica de muebles Estrada Martínez Otero Contract o Galicia Marine Aquaculture, el proyecto con el que la Xunta intentó paliar el frenazo de la agricultura y que contó entre sus impulsores a Rosalía Mera.

En realidad, fondos gestionados por Xesgalicia ya respaldaban estas empresas produciéndose un traspaso a Sodiga del capital. Las operaciones más novedosas en el capital riesgo de la Xunta, como explicó este medio, fueron el préstamo participativo de Xes-Impulsa Ferrol por valor de un millón de euros a Biomasa Forestal, S. L., líder español en fabricación de pellets; el préstamo de 1,2 millones a Aceites Abril, que en 2015 inauguró la planta de refinado de San Cibrao (Ourense) y el centro logístico de Vilagarcía; y los préstamos concedidos a la textil Viriato y a Lasurgal, de un millón de euros cada uno.

El sector privado

La actividad privada es más difícil de rastrear, pero destaca la compra de Iberconsa por parte de Portobello Capital, que adquirió una participación mayoritaria de la distribuidora de pescado congelado en diciembre de 2015.

También es reseñable el interés despertado por la biotecnológica Oncostellae, con sede en Ourense, entre los fondos. Inveready, por ejemplo, invirtió un millón de euros en el proyecto para la investigación y desarrollo de fármacos contra el cáncer.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad