Alfredo Sáenz: Santander necesita tres años para normalizar el beneficio

stop

PREVISIONES

Alfredo Sáenz, consejero delegado de Banco Santander

29 de septiembre de 2011 (11:17 CET)

Frente a 300 inversores congregados en Londres, el consejero delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, ha presentado las proyecciones del banco para los próximos años. La conclusión es que los negocios del banco marchan a dos velocidades y que la entidad cántabra necesita tres años para que el beneficio recupere la normalidad.

Sáenz ha dibujado un panorama conplejo para los negocios en España y Portugal. Ha dicho que se trata de dos mercados maduros donde las provisiones siendo altas y donde el objetivo es prepararse para la mejora del ciclo del crédito, que según Sáenz podría empezar el próximo ejercicio. “De 2011 a 2014 vamos a trabajar para recuperar el beneficio perdido. Las provisiones específicas ya están bajando”, ha asegurado el consejero delegado, que prevé que en 2013 y 2014 España y Portugal “generen 2.000 millones de excedente de capital libre al año”

Sáenz ha puesto en horizonte de inversores y analistas otro objetivo ambicioso: que los niveles de ROE –rentabilidad sobre recursos propios- alcancen una horquilla entre el 12% y el 14% que, ha asegurado, “está en nuestras manos”. Sáenz ha explicado que “el beneficio tenderá hacia la normalización en los próximos tres años, lo que producirá una mejora del ROE de entre 3 y 6 puntos porcentuales a medio plazo”.

Para conseguir sus objetivos, el banco confía en la normalización de las provisiones en mercados maduros y en la de los tipos de interés, muy bajos ahora. El encuentro con la comunidad financiera que mañana clausura Emilio Botín se la servido a Sáenz para poner en evidencia las dos velocidades a las que marcha el negocio. “Estamos ante una historia de dos tipos de mercados, emergentes y maduros, y creemos que podemos obtener retornos atractivos en los dos, aunque de manera diferente. Los mercados maduros proporcionarán altos niveles de capital libre que alimentarán el dividendo y respaldarán el crecimiento de los emergentes”.

A dos velocidades

Sáenz ha explicado que Latinoamérica y Polonia presentan una expectativa de crecimiento del beneficio neto de doble dígito a corto y medio plazo. Mientras, los mercados maduros -Reino Unido, Estados Unidos y Santander Consumer Finance- crecerá sólo un dígito en beneficio neto.

En cualquier caso, Sáenz ha defendido a capa y espada un modelo negocio que “sigue siendo válido y se ha fortalecido durante la crisis” y ha resumido la estrategia en siete puntos: evitar una exposición en resultados de más del 25% en un solo país, concentrar los esfuerzos en diez grandes mercados y en el negocio de banca minorista y comercial, reforzar la baja exposición al riesgo soberano, ser cada vez más eficientes en costes y reforzar el modelo basado en filiales autónomas.

Los inversores están recibiendo las previsiones del banco con compras. La acción de Santander sube un 1% -el doble que el Ibex 35- hasta los 6,15 euros por acción.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad