Afectados por preferentes llevan su protesta a la casa de Feijóo

stop

Culpan a la Xunta de la paralización de los arbitrajes

Manifestación de afectados por las preferentes en Lugo | Eliseo Trigo (EFE)

02 de febrero de 2013 (15:37 CET)

Una nueva manifestación de afectados por la comercialización de preferentes y subordinadas ha reunido a miles de personas en Santiago de Compostela. Esta vez, la protesta de los afectados ha finalizado frente a la residencia oficial del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en Monte Pío. No es un caso insólito. Durante el verano, unas 5.000 personas protagonizaron una protesta similar ante la residencia estival de Rajoy en Sanxenxo. En esta ocasión, tanto el presidente del Ejecutivo gallego como el del Gobierno central se encontraban en Madrid tratando de sofocar una crisis mayúscula en su partido.

La marcha ha culminado con un manifiesto leído por Pilar Domínguez, una afectada de 82 años. En el texto se acusa a Feijóo de “estar al lado de los estafadores”, de parar el arbitraje que defendió antes de las elecciones y de permitir “el robo” y “la estafa” de las preferentes. Domínguez ha acabado su intervención emocionándose al recordar cómo mujeres de su edad están obligadas a salir a la calle para reclamar sus ahorros.

El arbitraje se vuelve contra el PP


La manifestación ha estado apoyada, como en las últimas protestas, por miembros del PSdeG, BNG y AGE, es decir, los grupos que conforman la oposición al Partido Popular en la Xunta.

Entre las reivindicaciones de los afectados, ha cobrado especial relevancia la paralización del arbitraje. Xulio Vicente, portavoz de la plataforma de Baixo Miño, insistió en que el final de esta vía tras las elecciones autonómicas ha llevado a “una situación desesperada” a los afectados. “El responsable de esta estafa es todo el que representa al PP y tenemos que ir a buscarlos a sus casas si hace falta", aseveró frente a la residencia del Presidente de la Xunta.

Polémica con los autobuses

El fin de la manifestación se ha visto envuelto en polémica, ya que los organizadores han denunciado que el Ayuntamiento de Santiago del Partido Popular ha impedido que los autobuses en los que han llegado afectados de toda Galicia se pudiesen acercar a Monte Pío a recogerlos.

De este modo, los miles de afectados han hecho el camino de vuelta del recorrido hacia la dársena de autobuses, en la calle Xoán XXIII.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad