Afectados de Afinsa pagarán un 2% de su inversión por recuperar los sellos

stop

Gil-Robles, que representa a 59.000 clientes, exige ese pago a quienes opten por la filatelia

Protesta de clientes de Forum y Afinsa en Galicia

06 de julio de 2013 (21:25 CET)

Los clientes de Afinsa, empresa intervenida en el año 2006 junto a Forum Filatélico por presuntos delitos contra la hacienda pública, blanqueo de capitales, administración desleal, insolvencia punible y falsedad documental, tienen que optar por recuperar un 5% de su inversión, o bien, la filatelia.

Así lo están comunicando los administradores concursales, los abogados Javier Díaz Gálvez y Benito Aguera, y una tercera Administradora, en representación de la Seguridad Social, a los afectados. Si recuperan el 5% continuarán en el proceso, a la espera de que la liquidación de la empresa les aporte una nueva inyección económica.

Si optan por los sellos, renunciarán a ese 5% y a cualquier partida posterior derivada de la liquidación. Además, los 59.000 clientes de Gil-Robles Abogados, un tercio de todos los afectados por el caso Afinsa, tendrán que abonar un 2% de su inversión inicial por los servicios jurídicos del despacho.

Los sellos son toda la inversión


El razonamiento del despacho de abogados es simple. Los clientes que recuperan la filatelia estarán aceptando los sellos como pago de su inversión inicial. Por lo tanto, el honorario que corresponde al despacho es un 2% de la inversión recuperada, que en este caso, entiende que es el 100%, independientemente del valor actual de los sellos en el mercado. ¿Es negociable? “Todo es negociable, pero lo veo difícil. Nosotros no podemos estar esperando a que vendan los sellos si los pueden vender, o que decidan dejarlos en herencia a sus hijos o nietos”, explican en el despacho.

La otra opción, recuperar un 5% de la inversión y seguir en el proceso, implicaría un pago al despacho del 2% del dinero que se reciba. Se aplicará también este 2% en caso de que se efectúen nuevos pagos por el proceso de liquidación de la empresa.

¿Cómo se efectúa la devolución?

Los pagos a los afectados de Afinsa que opten por recuperar un 5% comenzarán en noviembre y diciembre de este año, siete años después de que su inversión quedase atrapada por la intervención de la empresa.

Los clientes del despacho Gil-Robles no recibirán el dinero directamente en sus cuentas. Los abogados solicitaron habilitar una cuenta desde la que se transferirá la cuantía, ese 5%, menos el 2% correspondiente a los servicios jurídicos, que se quedarán en el despacho.

“Eso se ha podido hacer porque nos otorgaron el poder que nos faculta para cobrar en su nombre. Se lo hemos explicado debidamente a los clientes y además está autorizado por el juzgado en tres autos distintos. Nosotros no tocaremos el dinero en ningún momento”, exponen en Gil-Robles.

Discrepancias entre abogados

El despacho recomendó a sus 59.000 representados en el caso que opten por recuperar el 5% de la inversión, “opción que nos perjudica, porque en el otro caso cobraríamos el 2% de la inversión total que efectuaron inicialmente”, apuntan.

Se sitúan en el polo opuesto al del despacho Martínez-Echeverría, Pérez y Ferrero que recomendó a los afectados recuperar la filatelia y emprender una acción judicial contra el Estado. El propio Ignacio Gordillo, quien fuera fiscal de la Audiencia Nacional durante 30 años, prepara en este despacho una reclamación patrimonial contra el Estado ya que, considera, se produjo un funcionamiento indebido de la Administración de Justicia y de la Fiscalía del que salieron perjudicados los afectados. Sin embargo, en Gil-Robles no ven recorrido para esta propuesta.

¿Y los afectados?

Y en medio del debate se encuentran los afectados, que deben tomar una decisión. Los argumentos de Gil-Robles para optar por la recuperación de una parte mínima de la inversión inicial son claros, pero pesimistas. Argumenta que el valor de los sellos es muy bajo. “La subastas que ha realizado la administración concursal, con lotes seleccionados de los mejores sellos que no habían sido adjudicados, no han alcanzado de media ni el 5% del valor que estipulaba el catálogo. Por eso recomendamos que se recupere el dinero”, dicen.

Sin embargo, desde distintas plataformas de afectados se ha criticado que los administradores han tasado de la filatelia a la baja y que el valor de los sellos sube, e incluso aumenta el de la inversión inicial, si se realiza una comparativa de precios actualizados en catálogos internacionales.

Sobre la posibilidad de que el proceso de liquidación de la empresa conlleve un pago importante para los afectados que siguen en el proceso, Gil-Robles no se pronuncia. Indica que sólo quedan por vender los inmuebles y que la operación “depende de si se encuentra comprador y de la coyuntura económica”. Esta última, no parece favorable.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad