Abrumadora demanda y éxito en la subasta del Tesoro

stop

DEUDA A MEDIO PLAZO

Elena Salgado

13 de diciembre de 2011 (11:29 CET)

El Tesoro Público ha conseguido pasar con cierto éxito el primer reto de los dos que tiene esta semana. Ha colocado más de 4.941 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, más de lo previsto, y a tipos considerablemente más bajos que en la última subasta. Sólo quedan dos subastas para cerrar 2011, una este  jueves y la última el próximo 20.

La demanda ha sido de 18.000 millones, es decir casi cuatro veces más que la oferta. Esto es una buena señal, ya que los ejemplos de Grecia o Portugal han enseñado que, poco antes de solicitar sus rescates, los inversores habían perdido el interés por su deuda pública al no confiar en absoluto en el reintegro de la misma. Sin embargo, los títulos españoles son vistos como una buena inversión por los mercados si nos atenemos a la fuerte demanda que hay para ellos. Los mercados parecen acoger con satisfacción el pacto de la unión fiscal alcanzado el pasado viernes en Bruselas.

Mejor que las previsiones

Con esta emisión, el organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda ha superado sus previsiones, ya que esperaba obtener entre 3.250 y 4.250 millones de euros pese a la persistencia de la desconfianza.

En concreto, el Tesoro ha colocado 3.443 millones en letras a 12 meses de los 10.824 millones solicitados por los inversores. El tipo de interés, en este caso se ha situado en el 4,086% frente al 5,20% de la última subasta, mientras que el tipo medio se ha quedado en el 4,050%.

Asimismo, ha captado 1.498 millones en letras a 18 meses de los 7.452 solicitados. En este caso, el tipo de interés ha pasado del 5,32% al 4,25% actual, mientras que el tipo medio se ha quedado en el 4,226%.

Tensión de noviembre

Así, el Tesoro ha logrado relajar el interés de los máximos alcanzados en la última subasta de este tipo de papel (noviembre), cuando tuvo que situar el interés por encima del 5% para cerrar la emisión por la tensión a la que estaban sometidos los mercados.

En aquella ocasión, el organismo tuvo que situar la rentabilidad en el nivel más elevado desde el año 1997, algo que volvió a ocurrir en las siguientes subastas: obligaciones a 10 años (17 de noviembre) y las letras a 3 y 6 meses (22 de noviembre).

El jueves, un nuevo reto

El Tesoro se someterá a una nueva prueba el jueves con una emisión de obligaciones en la que pretende colocar entre 2.500 y 3.500 millones de euros. De esta forma, el organismo espera captar hasta 7.750 millones de los mercados a lo largo de la semana.

En concreto, el jueves subastará obligaciones con cupón del 4% y vencimiento a 30 de abril de 2020 y dos referencias adicionales: obligaciones con cupón del 3,15% y vencimiento a 31 de enero de 2016 y obligaciones con cupón del 5,50% y vencimiento a 30 de abril de 2021.

En lo que queda de año, el organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda realizará sólo una subasta más: el martes 20 de diciembre, cuando emitirá letras a 3 y 6 meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad