Abanca saca nota en los test de estrés gracias a su cartera crediticia

stop

La entidad de Juan Carlos Escotet supera el exámen europeo con una holgura de 814 millones de euros, un 70% más de lo exigido

Juan Carlos Escotet en la presentación de Abanca | EFE

26 de octubre de 2014 (20:09 CET)

El Banco Central Europeo ha publicado este domingo las pruebas de estrés a las que ha sometido a la práctica totalidad de las entidades europeas. Abanca, la antigua Novagalicia Banco, ha sacado nota --como el resto de financieras españolas excepto Liberbank-- si bien de las que fueron participadas por el FROB es la que peor se comportará en 2015.

El limitado deterioro de su cartera crediticia, aún en los peores escenarios posibles, es lo que hace que el banco de Juan Carlos Escotet, el décimo de España, y el número 65 de la zona euro saque nota.

Un banco saneado


A pesar de que a la antigua Novagalicia le hicieron falta más de 9.000 millones de euros en ayudas públicas, procedentes tanto del FROB como de Europa, para sanearse, la actual Abanca sostiene que los buenos resultados en estos test de estrés se deben "a su alto nivel de capitalzación" y, ahora, "al elevado saneamiento en su balance".

De este modo, Abanca ha destacado que el análisis de la calidad de los activos (AQR en sus siglas en inglés) y su reducido impacto del 0,07 sobre el ratio de capital le sitúa como "una de las entidades con la cartera de crédito mejor clasificada y provisionada".

Mejor cartera de crédito

Abanca ha conseguido una holgura de 814 millones, un 70% de lo exigido por el BCE en el escenario más adverso de los stress test. La cifra supone un ratio de capital del 9,14% en 2016, lo que supera en 3,64 puntos el 5,5% mínimo exigido por el Banco Central Europeo.

El banco gallego insiste en que se ha convertido en una de las entidades “con cartera de crédito mejor clasificada y provisionada”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad