Abanca recorta un 27% su beneficio, con más provisiones y menores márgenes

stop

La entidad ganó 342 millones antes de impuestos hasta septiembre, mejoró la ratio de morosidad e impulsó hasta los 7.890 millones los créditos a familias y empresas 

Juan Carlos Escotet, vicepresidente de Abanca

en A Coruña, 28 de octubre de 2015 (14:27 CET)

Abanca ganó hasta septiembre unos 266 millones de euros después de impuestos, lo que supone  una caída del 22,2% sobre el beneficio neto obtenido en el mismo período del año pasado, que había sido de 342 millones. El beneficio antes de impuestos tuvo un recorrido similar: la entidad recortó el BAI un 27,8%, al registrar un beneficio bruto de 342 millones, frente a los 474 millones que había ganado hasta septiembre del pasado año, según una nota oficial de Abanca. Estos resultados tienen su explicación en las mayores provisiones a las que ha tenido que hacer frente y, a su vez, a la caída del margen de intereses.

El descenso de rentabilidad de los bonos del Sareb, que afecta en cierta medida a todo el sector bancario que ha traspasado activos al banco malo, y el reforzamiento de las provisiones, tras dejar de ser el aumento del capital la principal prioridad de la entidad durante el año pasado, influyen en los resultado de Abanca. De hecho, la provisión genérica, a la que el año pasado no se habían destinado recursos, recibió en los nueve primeros meses del año 65 millones de euros.

Más inversión crediticia

Abanca ha seguido aumentando su inversión crediticia durante estos nueve primeros meses, según la nota de la entidad. La concesión de créditos a empresas y familias se ha elevado hasta los 7.899 millones de euros, lo que representa un incremento del 84% con respecto a la alcanzada el año pasado.

La tasa de mora también ha seguido una evolución descendente. La tasa de queda en el 9,5%, tras haberse recortado en 1.257 millones de euros. La entidad apunta a una mejora, según la nota, del 31% en términos interanuales. El margen de intereses de Abanca, es decir, la diferencia entre lo que paga por el pasivo y lo que recibe por los créditos que concede, se situó en 322 millones, frente a los 407 millones de los nueve primeros meses del año pasado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad