Abanca plantea reducir el número de pagas a las nuevas contrataciones

stop

Los sindicatos, que califican de "un poco bestia" el punto de partida de la negociación, también critican más aperturas de oficinas por la tarde

Oficina de Abanca

A Coruña, 02 de diciembre de 2014 (16:36 CET)

Los sindicatos de Abanca temían la reunión convocada para este martes y motivos no les faltaban. La dirección de la entidad ha planteado a los sindicatos su intención de abrir por la tarde en un total de 190 oficinas, 88 más de las que ya están en la actualidad operativas entre las 16:30 y las 19:00 horas, de lunes a jueves, así como cambios en los salarios de la plantilla, basados en la fórmula para calcular la antigüedad y en el número de pagas abonadas.

Esta fueron algunas de las conclusiones de la primera reunión para abordar la modificación sustancial de las condiciones laborales y la inaplicación del convenio en Abanca, con una plantilla total que a día de hoy, y tras la integración de Banco Etcheverría, asciende a 4.874 trabajadores. Por parte del banco ha estado presente, junto a otros responsables de Abanca, quien se encargaba del departamento de Relaciones Laborales en NCG, Benito Couceiro.

Nueva reunión

A la salida, el representante del sindicato mayoritario tras las recientes elecciones en el sector, Comisiones Obreras, Luis Mariño, ha criticado que las medidas que propone la dirección como punto de partida son "un tanto bestias". Ambas partes se han vuelto a citar este jueves.

"Nos parece que no se corresponde con la situación actual", ha destacado Mariño, al señalar que a los responsables del banco "no se les olvida nada" en cuanto a la modificación de "todas las condiciones" que tenían los empleados de Abanca, resultado de la fusión y posterior privatización de las antiguas cajas de ahorro gallegas, Caixa Galicia y Caixanova.

Menos pagas

"En principio, a nosotros esta propuesta no nos parece seria", ha añadido, al indicar que, al margen del cambio de horario, "se habla de movimientos en cuanto a la estructura salarial", que, aunque no se especifican, implicaría el pase de complementos que hasta ahora figuraban como personales a funcionales, "lo cual puede tener algún tipo de repercusión".

Por parte de UGT, José Ramón De Pliego ha comentado que "en principio" la dirección propone "llevar el horario real de convenio en lugar del que tiene la empresa", junto a los "retoques del tema salarial", que él también opina que "hay que empezar a analizar" y que "de momento" no ha podido cuantificar. "Básicamente", según ha señalado, "dichos cambios en las remuneraciones vendrían dados por la fórmula del cálculo de la antigüedad y la relativa a "las garantías de las 21 pagas que hay ahora mismo". "Que no las habría", ha apostillado.

Según ha podido saber Economía Digital, el planteamiento de Abanca pasa por reducir el número de pagas que percibirán los futuros nuevos empleados, de las 21 actuales a 18, en la media del sector. Las partidas a percibir se compensarían, en principio, con complementos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad